Víctimas de violación reciben Esperanza en el marco de Rompiendo el Silencio

En la ciudad de Lima, capital del Perú, hay muchos casos de violación de niños, niñas y adolescentes.

22 23 2014

Compartiendo esperanza y recursos con víctimas de violación en adolescentes

Lima, Perú… [ASN] En la ciudad de Lima, capital del Perú, hay muchos casos de violación de niños, niñas y adolescentes. Las noticias informan cada vez más sobre este problema social. El gobierno peruano, en un intento por ayudar a los afectados, cuenta con diferentes organizaciones y apoya a otras ONG para trabajar en terapias con las víctimas; procurando que superen este trauma y puedan reintegrarse a la sociedad sin problemas de socialización y con espíritu de superación.

Una de las organizaciones es el refugio “Cardomi”; el cual fue visitado por las esposas de los líderes que sirven en la sede administrativa de la Iglesia Adventista del Norte del Perú. Comprometidos con la campaña Rompiendo el Silencio, decidieron compartir momentos de alegría y esperanza en este refugio; cuyos ocupantes son precisamente adolescentes que sufrieron violación. Hoy el gobierno peruano a través de este albergue asegura que puedan recibir orientación, educación y terapias de mejora.

Lea también:

Las escuelas adventistas en Perú impactan con la campaña Rompiendo el Silencio

El tema de Turismo sexual Es tan latente que por seguridad hubo que trabajar en las fotos de este reportaje, ya que los captores están siempre al acecho y precisamente porque son menores de edad; que a su corta edad ya llevan a sus hijos en brazos.

Lic. Margarita Paredes, líder del Ministerio de la Mujer de la Iglesia Adventista para la región norte del Perú, afirmó lo siguiente: “La vida de estas niñas sin duda ha estado marcada por el trauma de la violación. Vi cómo desde pequeños han aprendido a ser duros de carácter y fríos en sus tratos, y no es por una mala educación en casa, sino por las consecuencias de una violación y un trauma no tratado a tiempo. Por eso, las esposas de los pastores y todo el ministerio de la mujer estamos unidos en esta campaña de Rompiendo el silencio. Es hora de hacer algo por nuestra sociedad y sobre todo de detener la violencia ”.

Una visita como esta puede cambiar tu vida; Sin embargo, la vida de esos adolescentes ya ha cambiado y en la mayoría de los casos, la vida no vuelve a ellos. La Iglesia Adventista para este año 2014 estaba preocupada por este tema, y ​​este 23 de agosto alzará su voz en toda Sudamérica contra la violencia y el turismo sexual. [Equipo ASN, Jaime Vilcapoma]

Noticias relacionadas