Una exposición admirable

Querido Manuel Tarqui: al iniciar estas palabras sobre tu hermosa y vasta exposición en el Museo Pumapungo, me complace decirte que todo lo que has hecho en tu vida artística es de mérito.

Has sido y eres el mejor paisajista contemporáneo, en una ciudad copioso en pintores de paisaje. Nadie, hoy, logra enterarse la esencia de nuestra Cuenca y sus alrededores como tú, con tanto sentido poético, capacidad de síntesis, destreza en el color y el trazo, y una humildad artística genuina y verdadera. Tú nos has regalado siempre tu visión del entorno, con ensalzable sencillez y técnica impecable.

Tu pintura abstracta ha sido asimismo importante, pero en otro tono que la figurativa, sin incautación, nos ha emocionado enormemente. ¿Y qué proponer de tu retratismo -ausente de la exposición-, que capta el alma del retratado, honda, auténticamente?

Todo tu arte se caracteriza por una formidable transparencia.

Y tus incontables talleres han descubierto el talento de muchos, con valentía, fiereza y calidad, como solo puede ser revelado, sin egoísmos, por un seguro adiestrado.

publicidad

Gracias por esta muestra, que resume mucho de lo tuyo más íntimo, que es, al mismo tiempo nuestro y de todos tus conciudadanos que te admiramos. ¡Felicitaciones!

La muestra se plantea como un homenaje al aniversario de la Declaratoria de Cuenca como Patrimonio de la Humanidad, pero pienso que es un tributo al Hábil Manuel Tarqui, hombre corriente y general, que vuelca en sus cuadros toda la exquisita sensibilidad que lleva adentro y todo cuánto ha aprendido a lo abundante del tiempo en el contorno de la técnica.

Frente a tus extraordinarias composiciones el espectador queda abstraído; contempla las imágenes que le son familiares, y que en tus grandes formatos nos presentan una especie de precioso rompecabezas, en el que uno tiene que ir armando la verdad que sirvió de motivo de inspiración.

Es una magnífica exposición de arte, que juega con la imaginación del espectador, incluso cuando empleas medios realistas, preciosamente velados, en algunos abstractos, frente a la enérgica pincelada y la usual riqueza cromática de los primeros planos, características de tu producción. ¡Congratulaciones a ti, y al Museo Pumapungo por este fenómeno regalo para la aspecto y el corazón! (O)

Fuente: https://elmercurio.com.ec/2021/12/19/una-exposicion-excepcional/