¿Tenía que decirse?

La palabra “anarquista” está, en las redes sociales, adjunto con “Leonidas Iza,” “huesos” y “prisión”. La tendencia fue colocada por las declaraciones del Presidente Guillermo Lasso al evaluar la intención del líder de la CONAIE de traer a cuentas a los asambleístas de Pachakutik en presencia de la conocida Conciencia Indígena. En política es popular escuchar duras expresiones entre los adversarios. Gestos que promuevan decano polarización y distancia entre quienes tienen miradas distintas sobre un mismo tema. El debate, la deliberación pública, se enriquece con argumentos y posturas divergentes, incluso con acusaciones debidamente fundamentadas. Sin confiscación, las expresiones del mandatario ecuatoriano obtuvieron reacciones en esclavitud que merecen una segunda leída. 

El gobierno se involucra en un conflicto entre CONAIE y Pachakutik, un pago más en su comunicación política que no tiene decano saco que la menester de polarizar en presencia de el único adversario que ha sido agradecido como tal: Leonidas Iza. Si esa inversión le genera o no réditos políticos al gobierno lo sabremos más delante, por ahora las evaluaciones no le favorecen al mandatario quien, al parecer, se ha comprado lío extraño. 

Con esta exposición-ataque a Iza, se han activado las distintas tendencias de izquierda y más de un movimiento está aprovechando el momento para consolidar su dispositivo.  Si correctamente al gobierno le funciona el “divide y vencerás” que promueve en Pachakutik, este ademán de imputación a Iza podría provocar lo contrario, colocar al dirigente de la CONAIE en el cuadrante de víctima del poder y conseguir la dispositivo y el respaldo solidario.

Finalmente, en el tablado menos dramático, quienes consumen política no pueden evitar comparar estas expresiones con los discursos de las sabatinas en las que los adversarios quedaban incluso humillados por comportarse en examen al poder.  Seguro hay diferencias en la forma y en el fondo, pero eso no quita las semejanzas que además resuenan en la memoria de la masa.

¿Tenía que decirse?, ¿tenía que decirlo el Presidente? ¿Su pragmatismo y frontalidad justifican estos escenarios?  Tal vez no. (O)

La entrada ¿Tenía que decirse? se publicó primero en Diario El Mercurio.

Fuente: https://elmercurio.com.ec/2021/12/25/tenia-que-decirse/