Temen una reducción mundial del 50 % del personal de botiquín

El mundo puede quedarse en cuestión de pocos abriles con la centro del personal de botiquín con que cuenta actualmente, lo que empeoraría una situación que ya es crítica oportuno al debe de seis millones de profesionales con el que empezó la pandemia de coronavirus, reveló hoy el director ejecutor del Consejo Internacional de Personal de Botiquín, Howard Catton.

El sector de la botiquín se enfrenta a una combinación nunca ayer audiencia de riesgos, que van del agotamiento físico y mental, enfermedades, quinta de enfermeras y enfermeros de países pobres por parte de países de mayores fortuna y una ola de jubilaciones que está previsto ocurra en los próximos abriles.

De las 27 a 28 millones de profesionales de la botiquín registrados a nivel mundial, se calcula que 7 millones se jubilarán en pocos abriles y que del 1 % al 2 % dejará la profesión por lo que los especialistas llaman «huella covid», que no es otra cosa que una mezcla de cansancio y de engaño frente a el escaso gratitud recibido tras dos abriles salvando vidas de la pandemia.

Las informaciones recogidas por las asociaciones nacionales que integran el Consejo Internacional de Enfermeras indican -a partir del resultado de sondeos realizados entre sus miembros- que entre un 10 % y 15 % de enfermeras y enfermeros tienen la intención de dejar su empleo en los próximos seis a doce meses.

En ciertos países, ese porcentaje se dispara hasta un 20-30 %, dijo Catton en una rueda de prensa en Ginebra, donde el Consejo tiene su sede.

publicidad

La covid-19 se ha llevado la vida de, al menos, 115.000 enfermeras y enfermeros, según cifras oficiales, y la aparición de la reforma ómicron está hundiendo la honrado del sector.

Todavía hay varios países, particularmente en África, donde al punto que una cuarta parte de los profesionales de botiquín ha tenido ataque a la vacuna contra la covid-15.

«Tenemos una preocupación verdadero de que en los próximos abriles esta situación se convierta en una crisis de la fuerza de trabajo en el sector de la sanidad», advirtió Catton.

Los países ricos intentan resolver este problema mediante programas de contratación internacional de enfermeras, que tienen a India y Filipinas como los principales proveedores de mano de obra en este ámbito, aunque los países africanos incluso observan este engendro, que de progresar se convertirá en un moribundo problema para la sanidad de los países en progreso.

En estos últimos la tasa de profesionales con respecto al tamaño de la población es muy herido si se compara con la que tienen los países de ingresos altos, donde la demanda de este personal irá en aumento a medida que las sociedades seguirán envejeciendo.

Catton enfatizó que más allá de contratar más enfermeras, los ministerios de Sanidad deben tomar conciencia de la importancia de retener a estas profesionales, no solo atendiendo a sus demandas económicas, sino mostrando gratitud por su trabajo, ofreciéndoles seguridad y comparsa psicológico. EFE

Fuente: https://elmercurio.com.ec/2021/12/10/temen-una-reduccion-mundial-del-50-del-personal-de-enfermeria/