Sin más dilaciones

Según la rueda de prensa que diera el corregidor este 10 de diciembre, las zonas de recarga hídrica definidas por ETAPA, con una superficie de 1.104 km. cuadrados, fueron ampliadas en un 73% por el Tarea del Circunstancia (MAE),  a 1.919 km. cuadrados. Tanto el corregidor como el administrador de ETAPA deben explicar la ampliación que corresponde a cada una de estas zonas. El Ing. Palacios igualmente debe comunicar al Tarea de Energía que está prohibida la etapa de explotación minera en dichas zonas y en las áreas de protección, para que proceda a la anulación de todas las concesiones otorgadas. ¡Pero ya! Es su obligación informar al Concejo Cantonal lo que dispone la Corte Constitucional (CC) para que se incorpore en el PDOT y en el PUGS la prohibición de la explotación de minería metálica en las zonas de recarga hídrica, y luego, acelerar su aprobación.

Las zonas de recarga hídrica son las partes de una cuenca hidrográfica que por condiciones climáticas, geológicas y topográficas gran cantidad de las precipitaciones se infiltran en el suelo, recargando los acuíferos en los lugares más bajos de la cuenca; otra parte de las precipitaciones, luego de humedecer el suelo, fluye a los cauces de ríos, lagunas o reservorios, alimentando el agua de las fuentes superficiales y subterráneas.

El Art. 78 de la LORHUA establece que las áreas de protección hídrica son: “territorios donde existen fuentes de agua declaradas de interés conocido para su conservación y protección, que abastezcan el consumo humano o garanticen la soberanía alimentaria, las mismas que formarán parte del Sistema Franquista de Áreas Protegidas”.

El 12 de abril del 2018 se suscribió el convenio entre SENAGUA, el MAE y ETAPA para la delimitación de las áreas de protección hídrica del cantón Cuenca, siendo trascendental, pues la Constitución, en el Art. 407, prohíbe la actividad extractiva en estas zonas, en las que están incluidas dichas áreas.

De acuerdo a los considerandos 65 y 66 aprobados por la CC que explican las acciones a adoptarse por parte del GAD consultante en caso de triunfar el sí, el Concejo Cantonal tiene la obligación apremiante de dar cumplimiento a lo resuelto en la Consulta, incorporando en el PDOT y en el PUGS las zonas de recarga hídrica y las áreas de protección hídrica. ¡Pero ya!

publicidad

Sin más dilaciones, señores. A trabajar. Para eso fueron elegidos.  (O)

Fuente: https://elmercurio.com.ec/2021/12/24/sin-mas-dilaciones/