Según la Senescyt, el presupuesto de educación superior para 2021 aumenta en comparación con 2020

La Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), informó a través de Twitter cuál es el monto aprobado para la educación universitaria en el país en 2021, en un momento en que las preguntas del Gobierno de Guillermo Lasso están multiplicando por la reducción de la recursos económicos destinados a esta zona.

“Senescyt informa que el presupuesto para universidades y escuelas politécnicas ha pasado de 1.077 millones de dólares en 2020 a 1.106 millones de dólares en 2021, un aumento que confirma nuestro compromiso con la educación superior en el país”, dice el mensaje publicado la noche del lunes 23 de agosto. Adjunte una imagen con el desglose.

Ocho universidades advierten que no podrán ofrecer becas

Lee mas

La educación superior se financia de acuerdo con la Ley del Fondo Permanente de Desarrollo Universitario y Politécnico (Fopedeupo). Esto se nutre principalmente del petróleo y los ingresos fiscales del tesoro. En su estado de cuenta, la Senescyt detalla que el ingreso cedido es el siguiente:

  • Impuesto al valor agregado: 429 millones
  • Recaudación del impuesto sobre la renta: 408 millones
  • Compensación por propina: 184 millones
  • Compensación por desempeño: 39 millones
  • Compensación por donaciones del impuesto sobre la renta: 46 millones

“El único rubro que ha disminuido en comparación en 2020 es la participación en la recaudación del impuesto sobre la renta; sin embargo, los demás componentes se han mantenido o aumentado”, dice Senescyt.

Agrega que el Gobierno propuso al Consejo de Educación Superior (CES) redistribuir recursos para favorecer a las universidades y escuelas politécnicas públicas, “mientras se definen mecanismos de compensación para la proforma 2022”.

Lasso entrevista temas

El presidente Lasso acudirá a la Asamblea para entregar la reforma a la Ley de Educación Superior

Lee mas

El lunes, ocho universidades privadas cofinanciadas (es decir, que cobran matrículas a sus estudiantes, pero también reciben aportes del Estado), informaron que el régimen había dejado de brindarles los recursos destinados a financiar becas entre sus estudiantes, por decisión. del CES. Un monto estimado de 12 millones de dólares.

Y el jueves pasado, los rectores de 26 universidades públicas del país firmaron un manifiesto para recuperar sus presupuestos y rechazar una posible reducción adicional, debido a “movimientos inusuales en sus cronogramas presupuestarios”.

De igual forma, en rueda de prensa virtual realizada este martes 24 de agosto, la Federación de Profesores Universitarios y Politécnicos del Ecuador (Fepupe), que agrupa a 29 asociaciones de profesores de instituciones públicas y privadas, recordó que los recortes presupuestarios para la Educación Superior se han registrado desde 2018 y asciende a al menos $ 400 millones.

En 2020, el Gobierno de Lenín Moreno redujo el presupuesto de educación superior en 98 millones de dólares, citando una disminución en los ingresos tributarios, debido a los efectos globales de la pandemia COVID-19 en la economía nacional y global.

El gremio docente señaló que esta reducción había significado la salida de al menos 2.000 profesores universitarios y expresó su temor de que un nuevo recorte, que estiman en 40 millones de dólares y que afectaría a 18 universidades, produzca una nueva ola de despidos.

De ahí que la Fepupe reiteró su rechazo a los recortes presupuestarios y reiteró que en su propuesta de reforma a la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES) proponen fuentes y formas alternativas de financiar el sistema. Anunciaron que el sábado tendrán una reunión en Ibarra, donde analizarán la situación universitaria y tomarán decisiones.

.