Se ha propuesto una tasa de interés basada en el riesgo del cliente, dice la Superintendente de Bancos, Ruth Arregui | Economía Noticias

El funcionario indica que se está trabajando en la nueva metodología de tarifas.

En una economía dolarizada como la ecuatoriana, reducir las tasas de interés cobradas en los diferentes segmentos crediticios ha sido una de las tareas pendientes de los gobiernos recientes.

Semanas atrás, el presidente Guillermo Lasso instó al sistema financiero a bajar las tasas. ¿Qué medidas se han tomado para que esto suceda? La superintendente de Bancos, Ruth Arregui, quien ya se reunió con el presidente para abordar este tema, señala que la entidad ha propuesto una tasa prime o de marcador, que opera de acuerdo al riesgo de cada cliente. Es decir, en función de ese riesgo, se ajustará.

Con el mecanismo, por ejemplo, los mejores pagadores o mejor evaluación crediticia podrán beneficiarse de una reducción de esa tasa. La propuesta se ha presentado como parte del proceso de creación de una nueva metodología para calcular las tasas de interés.

A junio de este año, la tasa de consumo prioritario fue de 16,71% y en microcrédito minorista fue de 20,81%.

El presidente pidió a los bancos y cooperativas que bajen las tasas. La gente todavía no percibe una gota, ¿por qué sucede esto?

La Superintendencia de Bancos ha presentado a la Junta de Política y Regulación Monetaria desde principios del año pasado una propuesta para poder contar con una metodología de establecimiento de tasas de interés acorde con los estándares internacionales, en armonía con la metodología con la que se utiliza. calculado en otros países. Nos ha complicado un poco la pandemia y por eso la Junta no ha podido hacer el análisis correspondiente. Con esta oferta, el presidente ha puesto a los miembros de la Junta en la tarea de contribuir con la metodología.

Cual es la propuesta?

Hemos realizado un nuevo ajuste con cálculos actualizados de cómo está el sistema financiero en este momento, precisamente para que tengamos en esta metodología, la que sugiere la Superintendencia de Bancos, una metodología de tasa preferencial.

¿Cómo funciona esa tasa preferencial?

Es una tasa de referencia, digamos, se calcula por competitividad en cada uno de los segmentos crediticios. Es decir, se calcula para los segmentos comercial, microcrédito, vivienda, educación y consumo. Pero básicamente el que más nos interesa aquí es el segmento comercial. Con base en estos cálculos, lo que se busca es que el cliente solvente, los mejores pagadores y la mejor evaluación crediticia que tengan puedan beneficiarse de una rebaja en esa tasa de interés. La tarifa hará una evaluación para aquellos que son clientes de mayor riesgo. De esta forma, lo que hacemos es corregir la falta de una tasa competitiva y equilibrar el precio o tasa según el nivel de riesgo del sujeto de crédito.

¿En qué medida se pretende reducir las tarifas en comparación con lo que pagan actualmente los ecuatorianos?

Depende, bajará, no hay forma de decir de antemano que será un punto, cinco puntos, que hay que ajustar, porque una vez que se fija la tasa preferencial, a medida que el sistema se vuelve más eficiente el sistema baja de nuevo. Eso es lo que esperamos que suceda dentro del sistema financiero. No estamos hablando solo de bancos, sino de cooperativas de ahorro y crédito.

¿Un ejemplo?

Con los cálculos que hemos realizado, por ejemplo, en el segmento de crédito comercial, se han establecido varios escenarios, pero el escenario con el que podría comenzar a reducirse es el que tendría una tasa del 6,30%. Con eso tendríamos un comienzo para reducir cuál es la tasa.

¿Y cuál es la tasa actual en ese segmento?

La tasa promedio es del 8%, es decir, lo que esperaríamos es reducirla en 1.5 o 2 puntos, pero debemos considerar varias cosas en este momento, que es cómo está la economía del país, la productividad y cuánto La oferta de crédito se absorberá rápidamente, lo que hace que la tasa caiga más rápido. Con la tasa de marcador lo que hacen las instituciones del sistema financiero es tomar posiciones de acuerdo con el cliente, ya que es una tasa libre de riesgo, luego en función del riesgo asociado a los clientes, es cómo se ajusta.

Guillermo Lasso pidió a bancos y cooperativas que reduzcan las tasas de interés y extiendan los plazos de pago

¿Cuándo se espera que se ponga en práctica la nueva metodología?

Con el anuncio del presidente, más en lo que hemos estado trabajando, no debemos pensar que esto vaya más allá de fin de mes o de la primera quincena de agosto. En lo que tiene que ver con la Superintendencia de Bancos, hemos entregado los estudios que se necesitan para tomar la decisión. Es el Banco Central del Ecuador quien debe presentar el proyecto final y definitivo al Directorio.

Una vez implementada la nueva metodología, ¿cuánto tiempo le tomará al ecuatoriano ver una reducción en las tarifas?

Debería ser inmediato, pero se ajustará a tiempo. Como es una tasa de marcador, se calcula en el sistema y dentro de cada segmento de crédito. En la medida que sea una tasa libre de riesgo, se seguirá ajustando hasta alcanzar un límite inferior, un mínimo, que es el que estima los costos financieros que tienen las entidades. ¿Cuánto tiempo llevará el ajuste hasta que refleje los costos? Seguramente serán unos seis meses desde la resolución de la Junta. Pero es importante tomar en consideración que esto tiene que ver con ciertas condiciones de la economía y productividad del país, una influencia importante tiene el riesgo país.

Ecuador tiene una economía dolarizada y tiene tasas más altas que Estados Unidos. ¿Tomará tiempo alcanzar esos niveles?

En el mediano plazo lo que vamos a lograr es un ajuste, en el largo plazo lograremos mejores tarifas, competitividad y equidad, el hecho mismo de que sea una economía dolarizada es una ventaja, es una ventaja. Por eso es más adecuado contar con este tipo de metodología para el cálculo de la tarifa. (I)