Responde primero

La dirigencia indígena, en su denominada “lista de solicitudes”, insiste en la implementación de medidas anticuadas propias del modelo socialista, que redujeron la economía nacional, aumentaron el riesgo del país y se convirtieron en un lastre para su desarrollo económico.

En los últimos 50 años hemos visto cómo el socialismo como modelo de desarrollo económico ha sido un rotundo fracaso. La caída del Muro de Berlín, la perestroika que dio paso a la Rusia capitalista, China económicamente con su capitalismo salvaje pero socialista para usar políticamente su aparato represivo, son ejemplos de que el socialismo como modelo político-económico es anticuado, ineficiente e inconveniente para la economía. crecimiento de cualquier nación, y en el que el único beneficiario es el liderazgo político, en su mayoría corrupto; Ejemplos: los Castro en Cuba, Maduro en Venezuela, los Kirchner en Argentina, Correa en Ecuador, mientras sus pueblos se empobrecían.

La dirección indígena de la línea socialista, populista, del comunismo indígena mariateguista, ha hecho oídos sordos a las demandas públicas de la ciudadanía, en general, y de los habitantes de la capital, en particular, de que respondan económicamente por el daño causado en el vandalismo 23 2019, acusado de abusos contra ciudadanos, fuerzas del orden, periodistas, etc. ¡Primero pague los daños antes de presentar demandas!

Si quieres la gestión de tu región, hazla federada y luego gestiona como quieras y acepta tus éxitos y fracasos. Dejen de boicotear al resto del país, que entiende que solo con trabajo saldremos de la situación caótica que nos dejó el fallido modelo del socialismo del siglo XXI, del cual el movimiento indígena formó parte en sus inicios.

Si seguimos en esta actitud, como propone el doctor Roberto López Moreno, vamos a la consulta popular con la siguiente pregunta: “¿Debería entrar en vigencia de inmediato la Constitución de 1998, con las reformas adjuntas?” Terminando así con los desafortunados privilegios e incomprendidos por las minorías que creen tener mayores derechos que el resto de ecuatorianos.

.