Al menos cinco policías fueron despojados de sus equipos y obligados a ingresar a los pabellones de la prisión de Coropaxi el 22 de julio de 2021.

Lo más grave de la acción es que dentro del grupo de uniformados se encontraba una mujer policía, quien fue víctima de violencia sexual por parte de los internos.

La Policía Nacional confirmó el hecho y agregó que continúan los operativos en varios centros penitenciarios del país, ya que ha habido disturbios en dos.