Putin y Xi critican la “politización” de las vacunas y el origen del coronavirus

Putin y Xi critican la "politización" de las vacunas y el origen del coronavirus

Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de China, Xi Jinping, criticaron hoy la “politización” de las vacunas contra el covid-19 y el origen del coronavirus, al tiempo que instaron a trabajar juntos en la lucha contra la pandemia.

“Tenemos que ofrecernos ayuda para superar la pandemia. Debemos intensificar la cooperación en la investigación, el desarrollo y la producción de vacunas, brindar más bien público a la comunidad internacional y rechazar firmemente cualquier politización de las vacunas covid y rastrear los orígenes ”, dijo Xi en un mensaje de video en el Foro. Vladivostok económico oriental.

“Debemos aspirar a crear una comunidad global de salud para todos”, agregó en un foro en el que también participan por videoconferencia los presidentes de Kazajstán, Kasim-Yomart Tokáyev, y de Mongolia, Ukhnaagiin Khürelsükh.

Putin, quien participa en persona en el foro, consideró importante entender “las razones de cualquier evento” y “rastrear los orígenes (del coronavirus) es importante”.

Sin embargo, consideró “inapropiado politizar el origen” del virus, detectado por primera vez en la ciudad china de Wuhan.

publicidad

“Siempre que se politiza, hay menos confianza en las conclusiones que se extraen”, advirtió, y argumentó que “todas las investigaciones deben realizarse de manera objetiva y basada en hechos”.

El titular del Kremlin consideró “bueno” que los servicios de inteligencia estadounidenses hayan descartado la posibilidad de que el coronavirus se haya desarrollado en China como arma biológica, según el Washington Post, pero añadió que “deberían haber llegado antes a esta conclusión”.

“Es importante unir fuerzas para luchar contra la pandemia y sus consecuencias. Es extremadamente importante para la humanidad. Y me gustaría decir que las personas que intentan politizar la situación cometen errores colosales y dramáticos en la lucha contra la pandemia “, dijo Putin.

Dijo que las economías desarrolladas producen la mayoría de las vacunas para proteger a su propia población, mientras que “se hace muy, muy poco para proteger a la humanidad en su conjunto”.

En opinión del presidente ruso, esta estrategia puede tener un efecto boomerang porque la pandemia “siempre estará en el mundo y hay que proteger a todos”.

“Si no vacunamos al continente africano, no podremos luchar contra la pandemia”, dijo, criticando que no se hayan levantado las sanciones por motivos humanitarios en el caso de países que necesitan ayuda en esa lucha, como Irán. o Venezuela.

Afirmó que Occidente siempre apunta a la necesidad de “humanizar las relaciones internacionales”, pero se preguntó dónde ha estado ahora este llamado.

“Dejemos la política a un lado”, enfatizó Putin, quien también abogó por ayudar económicamente a los países en desarrollo dado que las economías desarrolladas a costa de aumentar sus déficits se están recuperando mucho más rápido.

El presidente de Mongolia, país que cuenta con vacunas de China, Estados Unidos y Rusia, a su vez señaló que el país ha vacunado al 68% de la población contra el coronavirus, y destacó que “el suministro de vacunas ha jugado un papel importante para mejorar la situación epidémica en el país.

Tokáyev, por su parte, recordó que Kazajstán produce la vacuna rusa, Sputnik V, en la ciudad de Karaganda (en el centro del país) y se mostró “sorprendido por el hecho de que aún no ha sido registrada” por la Organización Mundial de la Salud (OMS) cuando ya lo hayan registrado más de 60 países. EFE

.