Luego de los disturbios en el penal de Cotopaxi y el Litoral Pnitenciaría, el presidente Guillermo Lasso realizó una conferencia de prensa para anunciar medidas.

El mandatario ecuatoriano anunció que el sistema penitenciario del país será declarado en estado de emergencia.

El objetivo de esta medida es iniciar una lucha frontal contra la delincuencia que manejan las cárceles del país desde el interior.

“Las mafias serán derrotadas … las vamos a derrotar”, dijo sin rodeos sobre el presidente.

Además, Fausto Cobo fue nombrado nuevo director del Servicio Nacional de Atención Integral a Adultos Privados de Libertad y Adolescentes Infractores.