El hijo del vicepresidente de Ecuador, Juan David Borrero, y la modelo de Victoria’s Secret, Jamine Tookes, se casarán en la ciudad de Quito. El responsable de todos los preparativos de este evento tiene en cuenta varios detalles.

Con un evento privado de esta magnitud, “donde se esperan revistas famosas, medios internacionales y también una lista de invitados VIP nunca vistos en Ecuador”, Quito debe mostrar su mejor cara. Esto de acuerdo con la carta enviada el pasado mes de agosto por la organizadora de eventos Carolina Muzo al Secretario de Seguridad del Distrito Metropolitano de Quito, César Díaz.

Los pedidos para esta boda no son pocos, pero su organizador los justifica. En primera instancia, se solicita que se limpie la Plaza de San Francisco y que se saque a los mendigos de la Plaza San Franciscolos.

“Dado que los invitados VIP llegan a Ecuador del 1 al 6 de septiembre, se solicita una limpieza extrema de las áreas, el retiro de los indigentes de los porches y sitios aledaños, y que hay vigilancia permanente.

Ayer 3 de septiembre, la empresa Fialo Eventi inició con el montaje de los pórticos de la iglesia, por lo que se solicitó que haya una pequeña valla en el cementerio para que ningún transeúnte se acerque y saque flores o peor aún lleve un soporte portátil.

De esta forma, Quito se prepara para la boda del hijo del vicepresidente del país, teniendo como invitados a personajes ilustres de todo el mundo, y quieren que se lleven una grata impresión de la capital ecuatoriana.

Los requisitos del evento se abordaron en un mesa de trabajo del Municipio de Quito el 27 de agosto con el fin de “discutir las acciones de control que se llevarán a cabo en el Centro Histórico, en el marco del evento relacionado con la Vicepresidencia de la República del Ecuador a realizarse del 2 al 4 de septiembre”.