Nación amazónica Sapara denuncia ante la ONU la vulneración de sus derechos colectivos

Dirigentes de la nacionalidad Sapara de Ecuador presentaron este lunes una denuncia formal ante la representación de la ONU en Quito, en la que manifestaron que sus derechos colectivos son violados por el Gobierno para realizar prácticas extractivas en su ancestral territorio amazónico.

“Estamos aquí para demostrar que el Estado no garantiza (los derechos) a la nacionalidad Sapara. Como nacionalidad estamos en contra de la explotación petrolera ”, dijo Nema Grefa, presidenta de la nación Sápara, en conferencia de prensa frente a la sede del sistema de Naciones Unidas en Ecuador.

El pasado mes de julio una Asamblea Extraordinaria de la más pequeña de las nacionalidades reconocidas en Ecuador (700 miembros), resolvió rechazar la explotación petrolera en su territorio.

INFRACCIÓN. En el centro de la polémica se inscribe un título territorial colectivo entregado por el anterior gobierno de Lenín Moreno a una organización que la dirigencia de Sapara califica de “ilegítima” y que la actual Secretaría de Derechos Humanos habría reconocido.

Según los líderes de la Nacionalidad Sápara del Ecuador (NASE), esa organización no representa a las 23 comunidades Sápara de la Amazonía ecuatoriana, y es conocida porque en 2012 sus integrantes ya estaban a favor de las actividades petroleras.

“El reconocimiento de esta asociación por parte de la Secretaría de Derechos Humanos, y la posterior titulación del 67% de nuestro territorio ancestral a su nombre por parte de la Secretaría de Tierras y Territorios Ancestrales, tiene como único objetivo facilitar la extracción de petróleo a la empresa china Andes Petroleum ”, Se lee en el documento entregado a la ONU.

La denuncia está dirigida a la coordinadora residente de Naciones Unidas en el país, Lena Savelli, con copia a la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, organismo que en 2001 reconoció a esta nación indígena como Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

Sus dirigentes entregarán el documento a otros órganos como el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, el presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), Guadalupe Llori, los ministerios de Medio Ambiente y Agricultura, así como la Secretaría de Derechos Humanos y la Defensoría del Pueblo. Pueblo, entre otros.

“Estamos en una situación de emergencia porque nuestro territorio se está adjudicando a nombre de una asociación que no representa a la nacionalidad Sapara”, dijo otro de los dirigentes, Manari Ushigua.

Censuró que bajo la táctica de divide y vencerás, el actual Ejecutivo estaría violando los derechos colectivos de la nacionalidad indígena al no consultar al organismo reconocido que representa a la nación Sápara.

“Detrás de eso está el interés del Estado de que la petrolera ingrese a nuestro territorio”, agregó.

FRENTE AL EXTRACTIVISMO. La petrolera china Andes Petroleum decidió en el pasado suspender la explotación de los bloques 79 y 83 en la Amazonía ecuatoriana debido a la negativa planteada por esta nacionalidad.

Sin embargo, la dirección de Sapara teme que el Gobierno esté tratando de negociar a sus espaldas, evitando cualquier consulta y consentimiento mientras se divide el territorio y los propios miembros de la nacionalidad.

El integrante de la ONG ambientalista Acción Ecológica Felipe Bonilla consideró que con esta política “el Gobierno le quita la capacidad de gobernanza al legítimo Consejo de Gobierno reconocido por el Estado”.

También consideró que es una exigencia a la ONU que se garantice a los Sáparos “una posibilidad de supervivencia como pueblo y como nacionalidad”.

Esta nación endémica se extiende sobre un territorio que, según sus dirigentes, cubre 376,300 hectáreas en la provincia de Pastaza y es una de las 14 nacionalidades y 18 pueblos indígenas reconocidos en el Ecuador.

Conocido hace un siglo como uno de los más grandes de la región amazónica, pasó de unos 20.000 miembros a poco más de medio mil en Ecuador, y un número similar en el vecino Perú, debido a la fiebre del caucho.

Nación amazónica Sapara denuncia ante la ONU la vulneración de sus derechos colectivos