Los grupos pequeños deberían crecer un 10% en 2015

El programa de multiplicación de grupos pequeños fomenta la formación de nuevos líderes.

18 23 2015

Cada uno de los líderes sudamericanos adoptó un país para participar en Multiplying Hope.

Brasilia, Brasil …[ASN] Andina Flores, miembro activo de la Iglesia Adventista Central de Santa Cruz, Bolivia; Maestra de Escuela Sabática y coordinadora de grupos pequeños (GP), formó su primer Grupo pequeño llamado “La Esperanza es Jesús”, hace un par de años, de los cuales se bautizaron siete personas, y uno de los miembros del grupo ya formó un nuevo Grupo Pequeño.

Andina explica: “Empecé como instructora bíblica para un médico de cabecera y luego ese médico de cabecera se separó. Actualmente, por la gracia de Dios tenemos 30 Grupos Pequeños. El primer año llegamos a 57 bautismos. El segundo año propusimos 60 bautismos; dos por grupo y llegamos a 90. Este año nos hemos propuesto llegar de 90 a 120 personas ”.

Parte de la experiencia de Andina con este ministerio se contó hoy, miércoles 17 de junio, por la mañana, durante el programa de lanzamiento de la Multiplicación de Grupos Pequeños 2015, transmitido en vivo vía satélite y web desde la sede Adventista Sudamericana en Brasilia, capital de Brasil. .

Concepto bíblico

El presidente de la Iglesia Adventista para ocho países de América del Sur, el pastor Erton Köhler, recordó que la multiplicación es un concepto bíblico, que en este caso es más relevante que el crecimiento. Señaló que cuando una iglesia tiene Grupos Pequeños, algunas características son visibles. Él pregunta: “Tiene más amistad, más profundidad, más amor y más resultado. Entonces, ¿por qué no multiplicar? “

Köhler subraya que el capítulo 15 del Evangelio de Juan destaca la importancia de la comunión, la relación y la misión para que los frutos de la vida cristiana se multipliquen y así puedan dar aún más frutos. Recuerde que eso es lo que se encontró en la iglesia primitiva. Además, “la multiplicación puede acelerar la llegada de nuestra esperanza”, es decir, el regreso de Jesús.
En toda América del Sur hay actualmente 83 mil Grupos Pequeños. Pero el objetivo es que en 2015 esa cifra tenga un incremento del 10%, llegando a casi 91 mil. La razón por la que la Iglesia Adventista ha invertido en este ministerio está directamente relacionada con la salud espiritual de los miembros y la oportunidad de crear un ambiente informal para que otros aprendan más sobre Cristo y sus enseñanzas.

El pastor Everon Donato, líder del Ministerio Personal para ocho países de América del Sur, enfatiza: “El Grupo Pequeño se convirtió en una estructura facilitadora para las relaciones. Cuando nos relacionamos, cumplimos las relaciones recíprocas de las que habla la Biblia, que son las que conocemos como ‘unos a otros’. Y no basta con cumplirlos si no nos relacionamos profunda y auténticamente ”.

Uno de los principales retos en la formación de nuevos líderes es afrontarlo como un proceso y no como un evento. “Estamos acostumbrados a soluciones inmediatas, pero no se forma un líder de una hora a otra. Necesita tomarse un tiempo e invertir su vida en otra vida. Y por eso la formación exige nuestra intencionalidad ”, argumenta. “En la iglesia no nos faltan líderes. Hay una falta de líderes saludables, y por eso no queremos solo un número adicional de Grupos Pequeños, sino tener una multiplicación como resultado de un movimiento de liderazgo saludable ”.

Multiplicación

El 29 de agosto, un programa celebrará la multiplicación de Grupos Pequeños a lo largo del año. Sin embargo, la fecha también será un recordatorio de que el trabajo no puede detenerse. Vea cómo fue el evento del martes a continuación y compártalo con los miembros de su iglesia, los líderes y aquellos que pronto también serán multiplicadores. [Equipo ASN, Jefferson Paradello y la redacción]

Noticias relacionadas