Libro misionero asociado con niños autistas con adventistas por TV Nuevo Tiempo

Los adventistas marcharon por las principales calles de Valparaíso por su 120 aniversario como iglesia, entregando el libro La Única Esperanza.

3 23 2014

Fabiola madre de Luis Ignacio dio su testimonio de cómo Dios transformó su vida a través del libro La Única Esperanza.

Santiago, Chile… [ASN] Fabiola Iturra es madre soltera, tiene un hijo autista llamado Luis Ignacio y una madre que estaba gravemente enferma. Un día Fabiola y su hijo caminaban por el centro de la ciudad de Antofagasta, “yo estaba muy abrumada, con muchos problemas, con mi mamá muy enferma con líquido en su pulmón derecho, con neumonía, mal” y una niña se les acercó para dales el libro “La única esperanza“Pero Fabiola no lo recibió y siguió caminando”, y cruzo la calle y otra joven se me acerca y me dice: Señora, ¿le gustaría recibir este librito? “Y antes de que la mamá responda, el pequeño Luis Ignacio dijo:“ Mamá es de la iglesia adventista, me gusta el canal Nuevo Tiempo. Siempre lo veo. Recíbele el libro ”, y finalmente, Fabiola, lo recibió.

Cuando llegó a casa triste y llorando, tomó el libro y comenzó a leer los testimonios, “y la verdad me ha cambiado la vida. El sábado siguiente comencé a ir a la iglesia con mi hijo ”. La primera vez una niña los recibió en la puerta y les preguntó si venían de visita, a lo que Luis Ignacio respondió: “Venimos de visita. Quiero estar en el grupo de Conquistadores, quiero ser de esta iglesia ”. Desde entonces, Fabiola y su hijo no han dejado de asistir a los servicios.

Lea también:

El libro “La única esperanza” llegó a más de 600 mil personas

“El Señor me ha mostrado, en mi camino, muchas cosas, muchas respuestas. Mi madre salió de un posible tumor grave. Ella está en la casa, muy bien. En ese momento estaba cocinando y esperando que volviera de la iglesia ”. “Mi hijo es cada día mejor en la escuela, ha cambiado su forma de ser, se comunica más. Le gusta venir a la iglesia ”. Fabiola aprendió que todo lo que le está pasando es porque Dios lo permite, y también hizo pública su decisión: “Quiero seguir por este camino, conocer la Palabra del Señor. Quiero servirle en lo que pueda y quiero ser parte de esta iglesia ”.

Vea el testimonio completo, en video, aquí.

Descúbrelo en fotografías

Recomendar

“Creo que este libro hay que leerlo, porque realmente toca el corazón y de hecho es una miel que se recibe de por vida. Invito a la gente a leerlo, recibirlo, aprender a conocer un poco más al Señor ya confiar en Él ”, concluyó Fabiola.

Por su parte, Luis Ignacio asoció el libro La Única Esperanza con la Iglesia Adventista, ya que había visto el tema en el canal Nuevo Tiempo. “De nuevo, me gusta ver todos los programas”, concluyó el niño.

Sin duda testimonios como el de Fabiana y su hijo, que quedaron inmortalizados, en video, hacen que valga la pena el esfuerzo y la insistencia de miles de feligreses que salieron el 31 de mayo a distribuir la obra en ocho países de América del Sur.

Adventistas en Chile celebraron 120 años con Impacto Esperanza

Placa conmemorativa de la Municipalidad de Valparaíso a la Iglesia Adventista por su 120 aniversario en el país.

Placa conmemorativa otorgada por la Municipalidad de Valparaíso a la Iglesia Adventista, por su 120 aniversario en el país.

Hace 120 años, a fines del siglo XIX, llegaron a la ciudad de Valparaíso, Chile, dos colportores, Thomas David y Frederick W. Bishop, de América del Norte, sin hablar el idioma y llevando consigo un sueño y una misión: comparta el mensaje de la segunda venida de Jesús a las tierras del sur.

Desde entonces, la Iglesia Adventista del Séptimo Día (IASD) ha seguido el mismo camino, llevando el mensaje a través de la página impresa. Como se hizo el sábado 31 de mayo; donde todos los adventistas salieron a entregar el libro misionero “La única esperanza” que forma parte del proyecto Impacto Esperanza. En el que se distribuyeron miles y miles de estos libros en los ocho países del continente.

Con el paso de los años, la iglesia en Chile ha llevado a cabo estos proyectos de la mejor manera. Este año surgió una idea muy particular. En la ciudad de Santiago, capital del país, se utilizó una estrategia diferente, se creó el “Banco de Esperanza”, que consiste en un nuevo método de entrega de una tarjeta magnética y que al insertarla en un cajero automático, el Banco Esperanza, en lugar de entregar dinero, entrega el libro La Única Esperanza. La iniciativa generó mucha curiosidad y sorpresa en la gente, que hizo largas colas para recoger su obsequio.

Actividades de aniversario

Mientras tanto, se llevó a cabo un desfile y ceremonia en la ciudad de Valparaíso para conmemorar el 120 aniversario de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Chile.
Alrededor de las 11:00 am del sábado 31 se inició el desfile por las principales calles de la ciudad; con las diferentes áreas que representan a la Iglesia Adventista, tales como: Educación Adventista, Clínica Adventista de Los Ángeles, Universidad Adventista de Chile, Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA), Radio y Televisión Nuevo Tiempo, Grupo de Voluntarios Damas de Rosa, Clubes Conquistadores; etc. Culminando frente a la Iglesia Central de Valparaíso, lugar donde se llevó a cabo la ceremonia conmemorativa del aniversario.

El acto contó con la presencia de autoridades civiles como Jorge Castro, alcalde de la ciudad, quien expresó su agradecimiento a la iglesia, por su ayuda, en momentos de necesidad. Una de esas necesidades fue el incendio de Valparaíso.

“Siempre hemos tenido el apoyo de esta comunidad religiosa, pero especialmente en las emergencias que hemos enfrentado como ciudad en los últimos años. El más reciente fue el mega incendio de abril, tras el cual sentimos la colaboración y solidaridad de esta iglesia. Por eso, no podíamos estar ausentes en una fecha tan importante ”, dijo el alcalde.

También estuvieron presentes administradores y líderes de ministerios de la iglesia en Chile; así como el vicepresidente de la IASD para América del Sur, Pastor Almir Marroni.

Por la tarde, se instalaron varios stands de la Universidad Adventista de Chile y ADRA en el Parque Italia. También se entregó literatura adventista, el libro misionero “La única esperanza”, un concierto realizado por el Coro de Cámara y el cuarteto Legado.

Además, se recordó el Día Mundial Sin Tabaco, entregando volantes y literatura para dejar de fumar. [Equipo ASN, Alfredo Müller y la redacción]

Noticias relacionadas