La violencia comienza con palabras, dice terapeuta familiar

En Perú, cada hora se reportan 17 denuncias de mujeres con este tipo de casos.

21 23 2014

Especialista en Terapia Familiar presenta una entrevista radial en el marco de “Rompiendo el Silencio”.

Lima, Perú… [ASN] “La violencia comienza con las palabras, con los ataques verbales y, en general, los ataques físicos vienen después”, dijo Mg. Magna Becerra, especialista en Terapia Familiar; durante una entrevista presentada en Radio Nuevo Tiempo, el jueves 21 de agosto.

Lea también:

Las escuelas adventistas en Perú impactan con la campaña Rompiendo el Silencio

“La violencia psicológica es la violencia donde hay más casos y la que más duele. Sin embargo, muchos piensan que es algo normal y lo permiten ”, explicó el especialista en esta conversación difundida en el marco del programa Rompiendo el Silencio. “Hay muchas mujeres que se insultan y piensan que esto es normal pero no es así”, dijo. También dijo que los agresores recurren, en primera instancia, a la violencia psicológica.

Asimismo, afirmó que una de las causas para que una mujer sea víctima de violencia es que, en su niñez, vivió en un ambiente de violencia. También enfatizó que, con el tiempo, la víctima podría convertirse en agresor.

En nuestro país (Perú), cada hora se reportan 17 denuncias de mujeres con este tipo de casos, y los estudios indican que de cada 3 mujeres una es agredida.

En este contexto, la señora Yudy Villa de Romero, líder del Ministerio de la Mujer de la Iglesia Adventista del Séptimo Día para Lima Sur, afirmó que Rompiendo el Silencio promueve las buenas relaciones interpersonales y la unidad familiar. Invitó a los oyentes a unirse a la campaña con el lema “El amor construye, la violencia destruye”.

Durante el programa especial, producido por Radio Nuevo Tiempo Perú, se abrieron las líneas telefónicas y los oyentes tuvieron la oportunidad de expresar sus dudas y recibir orientación del especialista. Finalmente, el Mg. Magna Becerrera invitó a las personas víctimas de algún tipo de violencia a buscar ayuda profesional y, sobre todo, la ayuda de Dios. “Si vamos a Dios, la violencia puede ser derrotada”. [Equipo ASN, Rosmery Sánchez]

Noticias relacionadas