La Policía inspeccionó el barranco del barrio Armero para buscar más esqueletos de la maestra Natalia Subía

Personal del Grupo de Intervención y Rescate de la Policía Nacional (GIR) y el Municipio de Quito Inspeccionado en la mañana de este miércoles 28 de julio de 2021, el arroyo de la colonia Armero, ubicado detrás de la Facultad de Educación Física de la Universidad Central, al noroeste de la capital.

Accedieron a ese lugar como parte del primer día de búsqueda del resto de los huesos de la maestra de preescolar. Natalia Up, desaparecido desde el 15 de septiembre de 2018. Una parte del esqueleto del cráneo del maestro fue hallada en las rejas de una cloaca ubicada junto al arroyo, en marzo de 2019. Más de dos años después, el 11 de julio de 2021, un agente contactó la familia de la víctima para informarles que los huesos de una pierna y el fémur de otra fueron encontrados en el mismo sector mientras personal del Municipio realizaba Servicios de limpieza.

“Desafortunadamente, ese hallazgo no ocurrió durante la búsqueda de nuestro familiar, pero dentro de un limpieza de rutina que hizo la Municipalidad en la quebrada ”, dijo. Isis Subía, hermana de la víctima. “Cavaron con maquinaria pesada y con el brazo de metal sacaron estos huesos”.

Se acercó a Medicina Forense para identificar las prendas, pero no le permitieron observarlas de cerca para no rasgar las prendas. cadena de custodia. Solo le mostraron cuatro fotografías en las que se observa que junto a los huesos había una lycra negra exactamente igual a la que lució su hermana el día de la fiesta. desaparición. También un zapato de la marca Converse, negro, como el que llevaba Natalia. “Es lamentable decir que estas dos instituciones (Policía Nacional y Fiscalía) no funcionan de manera coordinada”.

Busca los huesos de Natalia Subía. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Por esta razón, los familiares de la maestra preguntaron al autoridades que se realicen más inspecciones para encontrar otras señales. “Tengo entendido que se va a hacer un cedazo en la tierra que se sacó del barranco cuando aparecieron los huesos de las piernas”, dijo Isis Subía.

Su principal objetivo es localizar el resto del cuerpo de la maestra y despedirla con dignidad. Por el momento, se investiga a un hombre por este caso. “Este es el comienzo de lo que será la búsqueda de mi hermana, nos sentimos impotentes porque esto se tuvo que hacer hace dos años”, dijo Isis Subía.

Para hacer esto usarás maquinaria y personal especializado. Ella dijo que antes de las dos barre que no fueron efectivos. Espera que con los primeros estudios realizados hoy en el arroyo se planifique un esquema de búsqueda organizada.