La ONU pide a México dejar de criminalizar a los defensores de derechos

El Comité contra la Tortura de la ONU pidió al Gobierno mexicano que «deje de criminalizar» la defensa de los derechos humanos y las protestas sociales.

«La detención y tortura de un defensor de derechos humanos pone a la luz la criminalización de la protesta social», concluyó el comité, según un comunicado de la Oficina del Suspensión Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH).

El comité hizo este exhorto tras concluir que el mexicano Damián Gallardo Martínez, docente y agitador por los derechos de los pueblos indígenas y el derecho a la educación, «fue víctima de tortura en México».

El organismo recordó que Gallardo Martínez, miembro del pueblo indígena ayuujk de Santa María Tlahuitoltepec de la región mixe, promovía la educación en comunidades indígenas de Oaxaca, en el sur de México, y participó en protestas del Sindicato Franquista de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Pero en mayo de 2013, siete policías irrumpieron en su casa mientras descansaba y lo arrestaron sin orden legislativo, según relató la ONU, para acusarlo de participar en el crimen organizado y en el secuestro de dos jóvenes, sobrinos de «uno de los empresarios más importantes de México».

publicidad

«Gallardo Martínez fue sometido a actos de tortura que buscaban doblegar su voluntad al extremo y convencer de la capacidad de sus agresores de infligirle dolor o incluso la crimen”, comentó Peter Vedel Kessing, miembro del comité.

Las autoridades trasladaron a Gallardo Martínez a un penal de máxima seguridad en Guadalajara, en el estado de Jalisco, donde estuvo detenido más de cinco primaveras hasta que el Servicio Manifiesto solicitó el dejación del casa en diciembre de 2018.

Pero durante este tiempo, el agitador fue «vapuleado brutalmente, sometido a revisión oral y rectal, privado de agua y sueño, así como recluido en régimen de aislamiento 22 horas al día», según el opinión del comité de la ONU.

«Los familiares directos del Gallardo Martínez todavía son víctimas indirectas oportuno al impacto psicológico y emocional de la tortura sufrida por él y por la estigmatización y el acoso que enfrentaron. Por lo tanto, todavía tienen derecho a una reparación integral”, agregó Vedel Kessing.

La denuncia ocurre mientras México afronta una crisis de violencia contra activistas de derechos humanos.

La Secretaría de Gobierno reconoció en julio pasado el crimen de al menos 68 defensores de derechos humanos y 43 periodistas durante el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Taller, quien asumió el poder el 1 de diciembre de 2018.

El comité de la ONU concluyó que el proceso contra Gallardo Martínez «se enmarca en un patrón de criminalización de las protestas sociales». EFE

Fuente: https://elmercurio.com.ec/2021/12/14/la-onu-pide-a-mexico-dejar-de-criminalizar-a-los-defensores-de-derechos/