La corte de Pichincha le retiró la nacionalidad ecuatoriana al fundador de WikiLeaks, Julian Assange

El Juzgado Contencioso Administrativo de Pichincha retiró la Nacionalidad ecuatoriana para Julian Assange, fundador del portal WikiLeaks, que permanece detenido en Reino Unido. Los magistrados notificaron al abogado de Assange, Carlos Poveda, y al Ministerio de Relaciones Exteriores del Ecuador la sentencia de primera instancia del lunes 26 de julio de 2021.

El Cancillería provocó una demanda por lesiones, considerando que había infracciones administrativas en la nacionalización de Assange, llevada a cabo a fines de 2017 durante la administración del expresidente Lenin Moreno y con María Fernanda Espinosa al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores. La Corte declaró la nulidad de la resolución con la que se le concedió la naturalización.

Poveda, desde su cuenta de Twitter, cuestionó el audiencia oral hecho la semana anterior. “20 minutos para decidir y leer una sentencia hecha previamente, anulando la naturalización de J. Assange, sin molestarse en valorar pruebas ni sopesar validez”, publicó.

El abogado explicó que primero solicitarán la apelación de extensión y aclaración, considerando que el El derecho a la defensa de Assange. El activista australiano no participó en la audiencia oral.

Poveda, en declaraciones a medios internacionales, aseguró que es un juicio de primera instancia. La defensa también está considerando la opción de un recurso extraordinario ante el Corte Nacional de Justicia.

Assange pasó aproximadamente siete años en la embajada ecuatoriana en Londres, con estatus de asilado. En 2019, el Gobierno de Lenín Moreno retiró la asilo diplomático por “violar reiteradamente los convenios internacionales y el protocolo de convivencia”, permitiendo así que Scotland Yard lo detuviera.

En enero de 2021 la justicia de Reino Unido rechazó la solicitud de extradición promovida por Estados Unidos, por publicar millones de documentos que involucraban la seguridad nacional de ese país.

El Activista australiano Actualmente se encuentra cumpliendo una condena de 50 semanas de prisión por haber violado su libertad condicional, cuando en 2012 se refugió en el Embajada de Ecuador en Londres no ser extraditado a Suecia, por cargos de presunta agresión sexual y violación que luego fueron archivados.