La carretera Daule-Santa Lucía sigue cerrada por arroceros

Los arroceros de Santa Lucía y Daule, con remolques, llantas incineradas y troncos de árboles, mantienen cerrada la carretera. Por quinta vez se tomaron los cuatro carriles de la vía Santa Lucía-Daule, a la entrada del puente San Pedro Espinal, en protesta por los bajos precios del saco de 220 libras de arroz paddy.

La protesta, que fue pacífica, en cuestión de minutos se tornó violenta, cuando los agentes de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) y del servicio preventivo de la Policía, intentaron abrir el camino. Agricultores y uniformados chocaron con piedras, palos y bombas lacrimógenas, donde resultaron heridos: Jorge Villamar, del recinto Los Playones de Santa Lucía, y el policía Kléber Fernando Heredia Palma.

Los manifestantes no quieren hablar con la Policía, ni con los líderes políticos de los cantones Daule y Santa Lucía. Luego de llegar a la 1:00 pm, un representante del Gobierno del Guayas, junto a otros funcionarios, tuvo que correr, ya que los ánimos de los manifestantes estaban acalorados. Ya que solo querían hablar, directamente, con el presidente Guillermo Lasso.

Marcos Mora, agricultor del campus de Yurima de Daule, dijo que es el quinto paro que realizan, porque la hierba sigue bajando de precio. “Lo que le pedimos al presidente Lasso es que fije el precio de 35 dólares, como prometió en la campaña”.

“Si no hay una solución pronta, nos quedaremos en las carreteras indefinidamente, porque ya estamos cansados ​​de hablar, nuestro arroz actualmente está a 18 dólares. Pero los insumos continúan aumentando, dijo Efraín Acosta, un productor de arroz de Palestina.

Mientras que el capitán Byron Guilcazo, de la policía de Santa Lucía, dijo que su pareja Heredia fue atendida en una emergencia en una residencia de ancianos de Daule, ya que la piedra lo golpeó.

.