Javier Bardem: «Nunca he vivido una etapa con más trabajo»

Asegura Javier Bardem que en más de tres décadas de carrera no recuerda una etapa con tanto trabajo: adicionalmente de protagonizar «El Buen Patrón» (cinta con récord de nominaciones a los Goya) y participar en «Dune», el gachupin estrena estas navidades «Being the Ricardos».

«Es extraordinario teniendo en cuenta que es el año de la pandemia. Y eso es así porque han coincidido proyectos, pero todavía porque hay poco que no voy a rehusar en una época tan difícil para tanta muchedumbre, que es el trabajo. Al revés, lo agradezco y lo venero», afirma el actor en una entrevista con Efe desde Los Ángeles.

En pleno «sprint» final delante la intensa temporada de premios de Hollywood (él ya es candidato a los Globos de Oro), Bardem confiesa que, aunque tiene mucho que publicitar, lo que menos disfruta del negocio del cine es la promoción.

«A mí lo que me gusta es interpretar, no traicionar pescado -declara-, pero hay que hacerlo con todo el respeto para los que venden pescado».

En su postrero alucinación por EE.UU., el madrileño aterrizó en Nueva York para participar en la premiere de «Being The Ricardos», que protagoniza anejo a Nicole Kidman.

publicidad

Luego viajó a Los Ángeles donde, adicionalmente de conceder entrevistas a la prensa estadounidense, intervino en un puñado de eventos para impulsar el voto por «El Buen Patrón» en su carrera por el Óscar.

«Creo que el objetivo o el eco de una ayuda a la otra. El otro día se puso ‘El Buen Patrón’ en un cine y estaba saciado de miembros de la Corporación de Hollywood que se reían con todas y cada una de las situaciones de las que se reían en España. No se pierde nadie», asegura.

Las dos cintas no pueden ser más diferentes. «El Buen Patrón» es una sátira de las relaciones laborales y la civilización española de los caciques, mientras que «Being the Ricardos» cuenta la historia del complicado boda entre Desi Arnaz y Lucille Ball, dos de las figuras más importantes de la televisión estadounidense.

Lo maniático es que la trama de sendos filmes se centra en una serie de eventos que transcurren a lo dadivoso de una semana.

«BEING THE RICARDOS», CULTURA DE LA CANCELACIÓN EN LOS AÑOS 50

El cineasta Aaron Sorkin, responsable de «The Trial of the Chicago 7», narra en «Being the Ricardos» los días en que la protagonista de la serie de televisión más clarividencia de Estados Unidos estuvo a punto de perder su carrera por ser acusada de comunista.

En la lapso de 1950, Desi Arnaz y Lucille Ball -pareja en la vida real- eran el dúo encargado de tolerar las riendas de «I Love Lucy», una serie que seguía la porción de los televidentes del país y que en sus picos de audiencia llegó a congregar a 40 millones de espectadores.

Bardem encarna a Arnaz, un cubano que emigró a Nueva York para hacerse un hueco en el mundo del espectáculo, y Kidman da vida a Ball, actriz que estuvo en el punto de mira del Comité de Actividades Antiestadounidenses.

«Escuché platicar del esquema hace cuatro abriles y comencé a ver videos del personaje y me hice con su manual, por curiosidad -recuerda Bardem-. Era un tipo extraordinariamente capaz de tantas cosas, canta, percha, tiene una vis cómica maravillosa, con mucha fuerza para hacerse notar en una época muy difícil».

De hecho, es una de las primeras ocasiones en las que el gran conocido verá al gachupin desplegar sus habilidades para el coreografía y el canto.

«No he sido yo muy de cantar. Bueno sí, de cantar AC/DC, Pearl Jam y dar cuatro gritos en la ducha…», bromea.

Tuvo mes y medio para preparar cuatro canciones, aunque ya venía rodado posteriormente de dar vida al rey Tritón en la nueva ajuste de «The Little Mermaid», que Disney estrenará en 2023.

Ciencia ficción, comedia española, drama estadounidense y clásicos de Disney… Bardem sigue imparable. EFE

Fuente: https://elmercurio.com.ec/2021/12/20/javier-bardem-nunca-he-vivido-una-etapa-con-mas-trabajo/