Interpol suspende el acceso de Afganistán a sus bases de datos

Interpol ha suspendido el acceso de Afganistán a sus bases de datos y ha desactivado temporalmente un sistema interno de mensajes confidenciales con ese país, informó este martes a Efe la organización.

Además, todas las consultas de los países miembros con la Oficina Central Nacional de Kabul están siendo gestionadas por el Centro de Mando y Coordinación de la organización, con sede en Lyon (Francia), según un comunicado de Interpol enviado a Efe.

Interpol había manifestado hoy su voluntad de seguir trabajando contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI) tras el mortífero atentado en el aeropuerto de Kabul el día 26 y de seguir haciéndolo con los países de la región a los que está asociada.

En un mensaje de video difundido el martes, su secretario general, Jürgen Stock, destacó que “Interpol continúa dedicando recursos a monitorear la situación sobre el terreno y colabora con las agencias de aplicación de la ley en todo el mundo y con nuestros países miembros en la región”. .

El comunicado de Stock no especificó si eso incluye a Afganistán después de que los talibanes asumieron el poder, pero la aclaración posterior a Efe confirmó que, por ahora, Interpol ha congelado su cooperación con los actuales líderes afganos.

En su mensaje, que acompaña a una declaración conjunta de la Coalición Global contra el Estado Islámico, Stock destacó que “los ataques contra civiles indefensos y aquellos que se dedican a ayudarlos subrayan más que nunca nuestro imperativo de luchar contra el Estado Islámico”.

Una referencia directa al atentado terrorista ocurrido en las afueras del aeropuerto de la capital afgana, en el que resultaron muertas decenas de personas, entre ellas 13 soldados estadounidenses.

El volumen de información sobre el EI que los 83 miembros de la coalición contra el grupo terrorista intercambian a través de la agencia policial internacional se ha multiplicado por 50 desde su creación en 2014.

El secretario general explicó que su organización ha trabajado con las fuerzas del orden en Afganistán para enfrentar a grupos terroristas como el EI, así como para abordar otros delitos, como el narcotráfico.

Y señaló que la aplicación de la ley tiene “un papel fundamental” en la prevención de ataques terroristas y en llevar ante la justicia a quienes los llevan. EFE