Homenajes a Abimael Guzmán serán considerados una apología del terrorismo en Perú

Homenajes a Abimael Guzmán serán considerados una apología del terrorismo en Perú

Lima.- El Ministerio de Justicia de Perú advirtió que cualquier manifestación pública que rinda homenaje a líderes terroristas, como Abimael Guzmán fallecido este sábado, será considerada un delito de apología del terrorismo, con pena de hasta 15 años de prisión.

Horas después del anuncio de la muerte de Guzmán, a los 86 años, en la cárcel de máxima seguridad donde cumplía cadena perpetua por terrorismo, el Ministerio de Justicia anticipó la posibilidad de que algunos simpatizantes del fundador de la banda armada Sendero Luminoso podría demostrar. en su apoyo.

“Recordamos al público que cualquier manifestación pública que apoye o elogie a cualquier grupo terrorista o justifique sus acciones, así como rinda homenaje a sus líderes o cabecillas, como Abimael Guzmán, es considerada un delito de apología del terrorismo”, dijo en su cuenta de Twitter.

El ministerio agregó que este delito se castiga con penas que van de los 4 a los 15 años de prisión.

“Cualquier propaganda, discurso o justificación favorable que se haga a través de cualquier medio de difusión social es también una apología del terrorismo”, dijo.

publicidad

La muerte de Guzmán ha generado una ola de manifestaciones de rechazo a la violencia que Sendero Luminoso desató entre 1980 y 2000 en el país, que provocó la muerte de más de 69.000 personas y millones de soles (moneda peruana) en pérdidas de infraestructura. y entidades públicas que fueron blanco de ataques.

La actividad de Sendero se redujo en las últimas décadas a los movimientos de fuerzas remanentes en el Valle selvático de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) al mando de los hermanos Quispe Palomino, aliados con el narcotráfico.

Por otra parte, el Ministerio Público informó que los fiscales de la Fiscalía Penal Tercera Provincial del Callao acudieron a la Base Naval para retirar el cuerpo y tramitar los trámites legales para determinar la causa de la muerte.

“Una vez concluido el trámite fiscal en la Base Naval, el cuerpo del fallecido será trasladado a la morgue central del Callao, donde se realizará la autopsia de ley, así como el examen antropológico, odontológico forense, biológico y de ADN”. dijo un comunicado oficial.

Para esta tarea, el Ministerio Público ordenó la intervención de un equipo multidisciplinario de médicos forenses y peritos de la Morgue Central del Callao y de la Morgue Central de Lima para realizar la necropsia y los exámenes ordenados.

Los restos de Abimael Guzmán son trasladados a la morgue para necropsia

Lima.- Los restos del fundador de la banda armada Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, quien falleció este sábado a los 86 años, han sido trasladados a la Morgue Central del Callao, vecina a Lima, para la autopsia legal, mientras su esposa Elena Iparraguirre ha pedido que le entreguen los restos.

El Ministerio Público ordenó la intervención de un equipo multidisciplinario de médicos forenses y peritos de la Morgue Central del Callao y de la Morgue Central de Lima para realizar la autopsia y los exámenes antropológicos, de odontología forense, biología y ADN.

Los representantes del Ministerio Público, la Policía Nacional y la Marina, que custodian el penal de máxima seguridad en el que se encuentra recluido, participaron en el levantamiento del cuerpo y el traslado en un vehículo policial a la morgue.

La funeraria en la provincia de Callao estaba fuertemente custodiada por la policía cuando llegó el vehículo e impidió que los periodistas se acercaran a la puerta.

Una camilla recibió los restos de Guzmán y los llevó al local, según la señal de Canal N.

Minutos después llegó a la morgue el abogado de Guzmán, Sebastián Chávez, quien dijo a los periodistas que su esposa, Elena Iparraguirre, también condenada por terrorismo, ha pedido que se le entreguen los restos de su difunto esposo.

Chávez indicó que, por ley, “los restos se entregan a su esposa, quien decide si se sepulta o no”.

El abogado agregó que ha realizado la solicitud en nombre de Iparraguirre con la intención de que “al menos le den la posibilidad de decidir” qué hacer con los restos.

Iparraguirre, considerada la número dos de Sendero Luminoso, cumple cadena perpetua en el penal de mujeres de Chorrillos en Lima, luego de haber compartido durante algunos años la cárcel de la Base Naval, al igual que Guzmán.

Guzmán y su esposa, junto con la dirigencia de Sendero Luminoso, fueron condenados por terrorismo, luego de su captura en 1992, y recluidos en celdas de máxima seguridad como consecuencia de las más de 69.000 víctimas causadas en mayor número por su grupo entre 1980 y 2000. .

El debate sobre el lugar donde serán depositados los restos de Guzmán responde a las voces de diversos sectores políticos que proponen que sea incinerado para evitar una tumba que podría generar el peregrinaje de sus partidarios.

Al respecto, el Ministerio de Justicia de Perú advirtió que cualquier manifestación pública que rinda homenaje a líderes terroristas, como Abimael Guzmán, será considerada un delito de apología del terrorismo, punible con hasta 15 años de prisión.

.