Hay mucho por hacer…

Ciertamente hay muchas cosas por hacer pero se debe constreñir lo prioritario.

Recuperar el Estado de Derecho y en tal propósito como enuncia el Presidente Lasso restaurar el maniquí institucional,  centrado en la Constitución del Estado, la válido ha colapsado lo dijimos el mismo 2008 por sus contradicciones, declama sobre los derechos  humanos  y a la vez  faculta  al Presidente de la República constreñir  la Política Pública.

Recordemos que en Derecho Manifiesto solamente se puede hacer aquello que la Ley autoriza expresamente.  La pretensión del hiperpresidencialismo para que el Presidente sea el Caudillo del Estado asumiendo las facultades de dirección y control de sus funciones, es la puerta al fascismo pro corruptus que rige según sus intereses.  En consecuencia, los derechos humanos desaparecen  para conducir según los mandatos totalitarios del autócrata.   

La sociedad civil luego de los primaveras del correísmo, encuentra como resultado que el crimen organizado y los delincuentes comunes dominan las  cárceles y en más lugares que las mafias se disputan, la carencia de efectiva protección a los ciudadanos es demencial, los delincuentes, en la sinceridad,  tienen privilegios sobre la policía, como portar armas de todo calibre y condición cuando la policía está sometida a un maniquí de desventaja notoria. El garantismo penal, practicado en nuestro medio, solapa al delincuente.

Los sucesos de estos últimos días en las cárceles del país consideradas de máxima seguridad lo prueba. Las mafias gobiernan en tales recintos y ordenan a sus secuaces cometer los delitos. No se prostitución de una simplista lucubración cuanto de una sinceridad abismal para  la seguridad jurídica.  En consecuencia desde el sistema constitucional a la reglamento penal, específicamente, tiene que depurarse el  maniquí Institucional con una imprescindible reingeniería del Estado, tema  impostergable y que atañe a todo el sistema, para lo cual el Señor Presidente Lasso, tiene los artículos 104 de la Consulta Popular y 444 cuando versa sobre la nueva Constitución.  

Los instrumentos del Estado absolutista, ironía o logística, servirían para restaurar el sistema de efectiva Seguridad Jurídica. (O)

La entrada Hay mucho por hacer… se publicó primero en Diario El Mercurio.

Fuente: https://elmercurio.com.ec/2022/01/26/hay-mucho-por-hacer/