Fútbol, ​​agente contra la violencia de género en comunidades en riesgo social

Fútbol, ​​agente contra la violencia de género en comunidades en riesgo social

San José (EFE) .- Además de ser el deporte más popular en el mundo, el fútbol puede convertirse en un agente de cambio para combatir el flagelo de la violencia contra las mujeres, como lo demuestra un programa que la Fundación GOLEES lleva a cabo en las comunidades a nivel social. riesgo en Costa Rica.

Una idea que comenzó como tesis universitaria en Educación Social en 2019 se convirtió en una fundación que busca ayudar a niñas y mujeres a enfrentar y superar la violencia de género a través del fútbol, ​​explicó a Efe Carme Selleras, exjugadora española del Atlético. de Madrid, que creó la fundación.

Selleras comentó que GOLEES es el acrónimo de Género, Orgullo, Libertad y Empoderamiento de la Mujer en la Sociedad y que actualmente trabaja con niñas y mujeres de La Carpio, comunidad de San José con alta vulnerabilidad social, y que está comenzando con comunidades nativas. .

«El fútbol es una herramienta de transformación social y de erradicación de la violencia de género. La idea nació a mediados de 2019 para mi tesis sobre el empoderamiento de la mujer a través del fútbol. Lo que iba a ser un proyecto de 4 meses en La Carpio fue un éxito y se convirtió en la Fundación GOLEES ”, dijo Selleras.

El programa abarca el deporte a través de entrenamientos y juegos que promueven el trabajo en equipo, la actividad física, la disciplina, los valores y la diversión, y también el eje psicosocial a través de talleres grupales con el objetivo de crear un espacio de confianza y apoyo. para discutir los derechos de las mujeres.

Niñas y mujeres de todas las edades participan en las actividades y sienten que la cancha de fútbol es un espacio libre y seguro.

“El fútbol es un lenguaje universal para crear espacios libres y seguros para niñas y mujeres, quienes como agentes de cambio replican estos espacios en sus hogares, trabajos, escuelas y en las calles. El 1% de lo que hacemos es fútbol y el 99% está trabajando en temas de violencia de género, trata de personas y otros problemas sociales ”, dijo Selleras.

Selleras explicó que las protagonistas de la iniciativa son niñas y mujeres, pero en segundo lugar la Fundación también realiza labores en su entorno social con niños y hombres.

La actividad más reciente de la Fundación GOLEES se llevó a cabo en la comunidad indígena Tainy, de la etnia Cabécar, ubicada en la provincia de Limón (Caribe), donde unas 60 niñas y mujeres jugaban descalzas partidos de fútbol.

“Vimos mucha calidad futbolística y mucho deseo de la comunidad de hacer algo que beneficie a las niñas en sus derechos”, dijo Selleras.

La actividad contó con el apoyo de Stephannie Blanco, una futbolista indígena costarricense que fue fichada el año pasado por el Deportivo La Coruña de España.

Para la directora de la Fundación, Costa Rica es un país con muchos avances en la lucha contra la violencia de género, pero lamentó que muchas veces estos avances no se reflejen en comunidades en riesgo social, y puso como ejemplo el embarazo adolescente que aún es común. en esas áreas.

El sueño de Selleras es llevar la metodología del fútbol como herramienta contra la violencia de género en toda América Latina y el Caribe, algo que espera comenzar a lograr el próximo año con un proyecto denominado “Una pelota como equipaje”.

Selleras planea tomar un balón y una mochila y comenzar a recorrer el continente para llevar el mensaje a las comunidades en riesgo social de que el fútbol puede cambiar la vida de las personas.

La idea es viajar durante 27 meses por América y el Caribe y producir un documental y hasta una miniserie con las experiencias que acumula sobre el fútbol como agente de cambio social.

“Si las mujeres avanzan en el fútbol, ​​avanzamos en una sociedad más justa e igualitaria”, dijo. EFE

.