Familias en proceso de deportación pueden solicitar asilo o protección, anunció la Casa Blanca | Internacional | Noticias

Un plan publicado el martes que describe los “próximos pasos” que las agencias federales tomarán en materia de migración.

EFE

La Casa Blanca dijo el martes que las familias en proceso de deportación acelerada que aleguen “temor creíble” de regresar a su país pueden solicitar asilo u otra protección migratoria ante un juez.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo en su conferencia de prensa diaria que las personas en proceso de deportación, o que están siendo procesadas, “tendrán la oportunidad de presentar sus casos ante un juez de inmigración”.

Psaki habló después de que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) informara en un comunicado que reanudará las deportaciones aceleradas de “ciertos grupos familiares” que cruzan la frontera de manera irregular.

Según el vocero, el procesamiento de inmigrantes para deportación acelerada “es un medio legal y tradicionalmente utilizado” para asegurar la frontera.

También defendió que se trata de “un paso” hacia el objetivo “más amplio” de la Administración del presidente Joe Biden de “tener un sistema migratorio seguro y ordenado”.

Psaki enfatizó que tratar de cruzar a Estados Unidos evitando la inspección de los puertos de entrada “es peligroso” y tiene “consecuencias a largo plazo para la inmigración”.

“Las personas que soliciten asilo, que lo merezcan, serán tratadas en consecuencia”, concluyó la portavoz.

Un plan publicado el martes que describe los “próximos pasos” que las agencias federales tomarán en materia migratoria incluye entre las tareas “mejorar el proceso de expulsión expedita para quienes llegan a la frontera”.

El objetivo, según el documento, es “determinar de manera justa y eficiente qué personas tienen solicitudes legítimas de asilo y otras formas de protección”.

“El asilo y otras vías de migración legal deben seguir estando disponibles para quienes buscan protección. Quienes no busquen protección o no califiquen serán expulsados ​​de inmediato a sus países de origen ”, se lee en la nota.

El ahora ex presidente Donald Trump (2017-2021) implementó el Título 42 en marzo del año pasado, una regla establecida por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) que permite la expulsión acelerada de personas indocumentadas como parte de la estrategia para evitar la propagación de la pandemia.

Biden mantuvo vigente la medida, aunque decidió aceptar la entrada de menores que crucen la frontera sin la compañía de un adulto.

En lo que va del año fiscal 2021, que comenzó en octubre pasado, más de 750,000 inmigrantes han sido expulsados ​​bajo el Título 42. (I)