Escolares en Ecuador requerirán de uno a dos años de nivelación por pandemia

Con el 18% de los centros aprobados para impartir semipresenciales en aulas y más del 70% de las instituciones bajo modalidades a distancia, los escolares ecuatorianos demorarán de uno a dos años en recuperar el nivel educativo perdido, advirtió la ministra de Educación, María Brown. .

“Sabemos que vamos a tener que estar al menos uno o dos años de nivelación, donde primero podamos evaluar cuál ha sido este rezago, porque sin duda nos importa el conocimiento”, dijo el responsable del Portafolio Educativo en un entrevista con Efe.

Ecuador se encuentra entre los cinco países de la región que tienen la mayoría de sus escuelas cerradas desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020, o que han impulsado programas piloto o autorizado clases mixtas en porcentajes aún limitados.

Y es que Unicef ​​calcula que 3 de cada 5 escolares que han faltado a un año escolar en el mundo, viven en América Latina y el Caribe, y ha pedido a los países más reticentes que abran las aulas porque brindan muchos más beneficios que daños a la sociedad.

Si bien rescata que la educación en Ecuador nunca fue interrumpida, Brown reconoce que “no haber tenido estas oportunidades de contacto cara a cara también ha provocado otro tipo de equilibrios negativos en nuestros estudiantes”, entre los que le da especial importancia a la dimensión socioemocional. aspectos.

Desde que asumió el cargo a fines de mayo, se ha propuesto recuperar el espacio que le quitó la pandemia, consciente también también de que el miedo aún se extiende entre muchos padres, precisamente porque no se ha dado la experiencia de regresar a las aulas en una pandemia.

“Ecuador no tuvo experiencias de retorno progresivo sostenido durante la pandemia. Esto generó una cultura de miedo en torno al uso de las instalaciones educativas, pero es un miedo que vemos que se está derrumbando ”, agrega.

TRES MIL CENTROS REGRESAN A LAS AULAS

El ministerio ha autorizado a un total de 3.003 instituciones a nivel nacional a regresar paulatinamente al aula en este nuevo curso escolar que comienza el miércoles en la Sierra y Amazonia (septiembre-junio).

Representan alrededor del 18% del total de 16.000 centros educativos en todo el país, según los últimos datos oficiales emitidos el pasado jueves por la cartera.

En total, unos 200.000 alumnos, más de la mitad de la Sierra, volverán a clases a partir de esta semana y podrán reunirse con sus compañeros a los 18 meses.

Lo harán bien todos los días, o alternativamente, de ahí la presencia mixta, en función de la capacidad que tengan los centros educativos para poder adaptarse a los protocolos dictados por las autoridades.

En la región Costa-Galápagos, que extiende su año escolar desde mayo hasta principios de marzo, hay una cierta presencia controlada en cerca de 1.200 escuelas.

Brown dijo que, por el momento, la asistencia escolar, que comienza en septiembre en torno al 7%, continuará bajo “el enfoque de que es voluntario”, a pesar de que cerca de 9 millones de personas están vacunadas contra el covid-19 en Ecuador, lo que representa el 75% de la población vacunable, es decir, mayores de 16 años.

“Un poco más del 70% de las instituciones educativas continuarán en modalidades a distancia por un período más, mientras seguimos avanzando en el proceso de aprobación”, aclaró el ministro, al señalar que las modalidades virtuales a las que están obligadas a impartir docencia las instituciones educativas “Son provisionales”, y que pronto comenzará la vacunación de menores de entre 12 y 15 años.

Sin embargo, Educación seguirá manteniendo opciones a distancia, como la “educación en el hogar”, o la visita ocasional de tutores a comunidades remotas, para aquellos casos en los que, por diversas razones, este tipo de aprendizaje sea preferible.

RETRASO CON CONSECUENCIAS

La excepcional situación de crisis de salud ha golpeado a los más vulnerables como los indígenas, los sectores rurales y de bajos ingresos y las familias en situación de movilidad, para quienes la virtualidad educativa en la mayoría de los casos se ha convertido en una quimera.

Pero la política ha sido no dejar a un niño atrás y ningún escolar ha repetido curso a pesar de que 100.000 no entregaron sus portafolios escolares, requisito para su acreditación educativa.

Por ello, la gestión del Ministerio en los próximos dos años estará centrada “en lo esencial: la adquisición de la lectura integral como elemento fundamental en la nivelación, y el pensamiento lógico matemático”, comentó su titular.

Estas dos áreas, a las que se sumará la adquisición de competencias digitales, serán la columna vertebral del proceso de igualación que se iniciará con el programa “Aprende a tiempo”, que se aplicará a nivel nacional, con especial énfasis en 2.000 instituciones clasificadas como ” aprendizaje pobre “. y aquellos en los que ha habido un retraso de más de dos años y una población más vulnerable. EFE