¿Es malo comer sandía después de beber alcohol o con chuchaquí? | Salud | Revista

Algunos creen que consumir vino y sandía al mismo tiempo podría ser mortal.

Hay chistes o afirmaciones que se repiten tantas veces que para muchos se hace realidad, incluso si están lejos de ella.

Este es el caso de la creencia generalizada que indica que el beber vino y comer sandía causaría un desenlace fatal para quienes lo hicieran, porque podría causar entumecimiento de estómago o intoxicación de la sangre por reacción química.

Algunos dan crédito a estas afirmaciones basándose en un experimento que consiste en poner un trozo de sandía en una copa de vino. Al hacer esto la fruta se endurece, por lo que se cree que al consumir estos productos en combinación podría ocurrir lo mismo en el estómago.

Sin embargo, el expresidente de la Organización Mundial de Gastroenterología Henry Cohen ha explicado lo que realmente sucede en ese caso. “El estómago es un medio que no es un vaso. Tiene ácido, tiene pepsina, Tiene todas las sustancias necesarias para que podamos digerir adecuadamente los alimentos. Por eso el ser humano puede comer cosas tan variadas ”. afirmó.

Dieta de la sandía y como adelgazar de forma saludable

“Por supuesto, si comes una sandía entera y bebes dos litros de vino en pleno verano, es posible que te sientas mal, pero seguro que tu tampoco vas a morir, y nada va a explotar dentro de tu abdomen “, agregó.

El nutricionista está de acuerdo con esta afirmación Sthefania Esparza, quien también agrega que “No hay interacciones químicas ni acciones farmacológicas” que causan algún daño al cuerpo al consumir vino y sandía. También señala que en su experiencia ha visto casos en los que frutas como pomelo, naranja y, con menor frecuencia, manzanas interactúan con las drogas, pero no con el alcohol, salvo que sea una mala combinación de esto o, quizás, un caso aislado. en el que se descubrió que la persona es alérgica y tiene un ataque de anafilaxia (la reacción puede ocurrir segundos o minutos después de la exposición a un agente alergénico).

El periodista argentino Facundo Di Génova también se ha referido a esta creencia en su libro El bartender científico, en el que explica la sandía tiene el aminoácido llamado L-arginina, que luego de ser metabolizado en el cuerpo por una enzima produce óxido nítrico, que es un poderoso vaso dilatador natural. A partir de ahí se inspiraron para crear la píldora conocida como viagra. Además, el vino también tiene componentes vasodilatadores y eleva los niveles de serotonina, que es un neurotransmisor que se encarga de regular el deseo sexual. Lo que vendría a indicar que la combinación en realidad en lo que podría llegar a ser es un cóctel afrodisíaco.

El curioso posible origen del mito

De acuerdo a un publicación De diario Clarín, la idea de que mezclar vino con sandía podría provocar una muerte súbita también podría provenir de una leyenda antigua.

La historia dice que alrededor de 1800, en un pueblo en algún lugar donde se practicaba el catolicismo, un monasterio comenzó a investigar por qué se cometían tantas violaciones en la zona. A pesar de pasar varios días investigando, no encontraron explicación a lo que estaba sucediendo.

Zumo de sandía y limón para eliminar gases y reducir la inflamación del abdomen

En esta región se cultivaban uvas y sandías, por lo que era común que durante las comidas la gente bebiera vino y comiera sandía de postre. Clarín señala en su artículo que esto hizo que la libido de las personas creciera exponencialmente, por lo que la Iglesia decidió actuar al respecto.

Desde el monasterio se empezó a difundir la idea de que quien consumiera estos productos combinados Pasaría una eternidad en el infierno pero esta declaración fue distorsionada hasta que se creyó que hacerlo podría causar la muerte. (I)