El Dakar del futuro empieza en 2022

Amaury Sport Organisation (ASO), organizadora del Dakar, afronta en 2022 “el inicio de una historia ancho”, en palabras del director de la prueba, David Castera, al incorporar a una gran marca como Audi con un transporte híbrido y contar con protagonismo de los biocombustibles que pueden salir a contaminar un 80 por 100 menos que los combustibles fósiles.

“Es el inicio de una historia ancho. Estoy esperando a 2026 cuando, en teoría, los 30 primeros deberían ser con motores eléctricos; ese día será increíble”, comentó hace unas semanas Castera en una charla con medios españoles entre los que estuvo EFE.

El plan del Dakar, que arranca su impresión del 2022 el 1 de enero en Yeda, es que en 2030 todos los vehículos participantes sean eléctricos, por ello agradeció la envite de una gran marca como Audi de presentarse con un plan que lo apoye.

“Es muy importante para nosotros. Tenemos a una marca enorme con un presupuesto y un incremento ancho. Y lo más importante que lo hacen en el espíritu que queremos nosotros para el Dakar del futuro”, comentó.

“Son ellos los primeros que han hexaedro este paso. Con el motor eléctrico, aunque haya un motor térmico que vaya a dar la electricidad, es el inicio de la historia porque en el futuro nosotros queremos que todos los vehículos se muevan con un motor eléctrico”, subrayó.

publicidad

El 2022 supondrá así el primer paso del mojado como ‘Dakar Future’, para no quedarse detrás respecto a principales categorías automovilísticas que llevan primaveras compitiendo con motores híbridos como la Formula 1 el Mundial de Rally o el Mundial de Resistor, entre otros, y la Formula E como mayor arquetipo con sus coches eléctricos.

Eso sí, el Dakar pone sobre la mesa un oposición mayúsculo como es la resistor. por lo que Audi será un agitador de la 44ª impresión de la prueba, a pesar de que ellos mismos se descartan para la conquista aunque cuenten con dos de los mejores pilotos posibles como el gachupin Carlos Sainz o el francés Stéphane Peterhansel; de 59 y 56 primaveras y con tres y 14 títulos del Dakar, respectivamente.

Una experiencia que buscó la marca alemana para entender la tecnología híbrida aplicada a un Dakar que para ganarlo has de tener tres cosas: ser bueno, tener suerte y fiabilidad; y esto postrero, con largas etapas en condiciones extremas del desierto se testeará este 2022.

Por otra parte cuentan con un problema añadido: el peso. La cacharros supone un quebradero de habitante para los ingenieros de cara a igualarse en este apartado con sus grandes competidores -Toyota y Bahrain Raid Xtreme-, superándoles en unos 100 kilos.

Todo esto, unido a promesas incumplidas, hizo que Sainz se quejara públicamente del trato recibido por ASO y la Alianza Internacional de Automovilismo (FIA) en la rueda de prensa oficial ayer del inicio de la prueba.

“Personalmente estoy un poco desengañado con las normas. En principio nos dijeron que íbamos a tener algunas ventajas y finalmente hemos tenido desventajas apostando por esta tecnología. Incluso habiendo hecho un gran esfuerzo crematístico por ello Pero ojalá sea una gran carrera y disfrutemos de este Dakar”, comentó.

El piloto gachupin se refirió a que les prometieron delantera en cuanto a potencia y itinerario de la suspensión al sospechar por un transporte híbrido que finalmente no se han cumplido.

El Audi RS Q e-tron cuenta con hasta cuatro kilómetros de cable, dos motores eléctricos que empujan los dos ejes (trasero y punta) y uno térmico que, próximo a otro eléctrico, se encarga de producir energía extra; el coche más sofisticado que ha pisado el Dakar.

Por otra parte, la cita más importante del año internamente de los rally-raid, cuenta con el auge de los biocombustibles como otra muestra de desarrollo de cara a ese “horizonte 2030” en el que está previsto que todas las categorías compitan con prototipos de bajas emisiones. EFE

Fuente: https://elmercurio.com.ec/2021/12/30/el-dakar-del-futuro-empieza-en-2022/