El autocuidado es eficaz para prevenir el cáncer colorrectal

El autocuidado es eficaz para prevenir el cáncer colorrectal

El autocuidado es una de las mejores herramientas para preservar la salud y es una estrategia eficaz para prevenir enfermedades como el cáncer colorrectal, destacó este miércoles un especialista.

“El autocuidado es una de las acciones más importantes que puede realizar cada persona para preservar la salud y garantizar una mejor calidad de vida”, dijo a Efe Angélica Hernández, jefa del Departamento de Endoscopia del INCan, con motivo del Día Internacional de El autocuidado que se realiza se celebra cada 24 de julio.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el autocuidado se refiere a la capacidad de las personas, las familias y las comunidades para promover la salud, prevenir enfermedades, mantener la salud y hacer frente a las enfermedades.

En ese sentido, Hernández apuntó que priorizar el autocuidado puede prevenir el desarrollo de enfermedades agudas, como diarreas, resfriados e incluso la enfermedad provocada por el coronavirus; incluso crónico como el cáncer colorrectal.

El especialista destacó que este tipo de cáncer representa la tercera causa de muerte en el mundo y en México el panorama no es diferente porque “se reportan unos 15.000 casos al año”.

Agregó que es una enfermedad que ha tenido un crecimiento exponencial en las últimas décadas, pues mientras hace 10 años se diagnosticaban mil pacientes al año, hoy la cifra es mucho mayor “creció un 300%”, enfatizó.

DIAGNÓSTICO TARDÍO

Aunque las estadísticas sobre el número de casos han cambiado, Hernández lamentó que el retraso en el diagnóstico siga siendo el mismo, ya que es una enfermedad que no produce síntomas.

“Al menos el 70% de los cánceres se detectan en estadios clínicos 3 o 4 (en una escala de 4) y, del 30% restante, solo entre el 5 y el 10% se detectan cuando los pacientes tienen mejor pronóstico”, dijo.

Destacó que esta enfermedad se puede prevenir y, por ello, exaltó la importancia de que las personas estén informadas sobre las acciones que pueden tomar para prevenir este tipo de enfermedades.

“Comer sano, mantenerse físicamente activo y someterse a chequeos médicos regulares son solo algunas de las recomendaciones”, dijo.

Agregó que se deben conocer los factores de riesgo que pueden conducir a esta condición como la obesidad, el alcoholismo y el tabaquismo, que son “prevenibles”.

COLONOSCOPIA AUXILIAR EN DETECCIÓN

Uno de los factores de riesgo para desarrollar cáncer colorrectal es la aparición de pólipos en el intestino, que si no se detectan y tratan a tiempo pueden derivar en la enfermedad.

El Dr. Hernández afirmó que una de las herramientas para detectar estos pólipos de manera temprana es la colonoscopia, un estudio que permite determinar la ubicación y tamaño de las lesiones.

“La ventaja es que muchas veces también sirve como tratamiento, porque a través de esta técnica se pueden eliminar las lesiones premalignas”, indicó.

Detectar este tipo de lesiones cuando se encuentran en una etapa temprana, agregó, ayuda a que el cáncer se diagnostique en una etapa temprana, uno o dos tratamientos son eficientes y el cáncer se puede curar.

Finalmente, dijo que el autocuidado incluye la visita de especialistas si existen factores de riesgo como tener 50 años o más, dolor abdominal persistente, sangrado en las heces, pérdida de peso inexplicable y familiares con antecedentes de esta condición.

Aunque si hay antecedentes familiares de cáncer o pólipos, la recomendación es que a partir de los 45 años y anualmente, las personas acudan a sus controles médicos para detectar cualquier lesión premaligna. EFE

.