Ecuador termina 2021 con 335.000 más contagios registrados, pero de forma contenida

Ecuador termina 2021 con unos 335.000 contagios adicionales a los de 2020, para un total de 547.186 hasta este jueves, pero con una pandemia más o menos contenida y una incipiente recuperación económica, gracias a la fugaz inoculación de 12,6 millones de personas.

Comparado con los dramáticos momentos de marzo a mayo de 2020, cuando la imágenes de cadáveres por las calles de Guayaquil ocuparon los titulares de todo el mundo, o con el colapso de los hospitales hasta el primer trimestre de 2021, la situación de Ecuador ha mejorado de forma inusual en la segunda parte del año.

Porque pese al crecimiento anual de un 158 % en los contagios, se ha registrado una notoria ladera en la ocupación hospitalaria y los fallecimientos.

LA VACUNACIÓN

Detrás de esta contención, que por supuesto ha tenido sus paréntesis en coincidencia con períodos de fiestas locales, está una masiva inoculación entre mayo y septiembre.

publicidad

En Ecuador el 78 % de la población objetivo veterano de 5 primaveras está vacunada con pauta completa, y casi un millón de ellos con dosis de refuerzo, producto de una enérgica obra de parte del contemporáneo mandatario Guillermo Lasso, que en su campaña electoral había prometido poner fin al desorden de meses anteriores en los que el país se vio casi sin vacunas.

Danilo Calderón, que durante 2020 fue director de uno de los hospitales centinela contra la covid-19 en Exento, explicó a Efe que la inoculación han contribuido a que los contagios «no sean de la misma forma».

«Sí, es verdad que puede sobrevenir más contagios, pero ya no son de la misma forma con la resistor inmunológica que representa la vacuna», afirmó al comparar uno y otro períodos.

La inoculación contribuyó a una reducción considerable de la presión sobre el sistema de sanidad y, en particular, sobre las unidades de cuidados intensivos (UCI), saturadas hasta los pasillos a lo desprendido de 2020 y asimismo durante los primeros meses de 2021.

Los elevados incrementos este diciembre en los contagios, sumado a la venida de la cambio ómicron al país (24 casos confirmados y 27 bajo sospecha), han encendido la luz roja y las autoridades han público la inmunización como «obligatoria».

No se tráfico de que «un marcial o un policía va a aparecer a uno a la inoculación», explicó a Efe el presidente del Colegio de Médicos de Pichincha, Víctor Álvarez, sino de establecer «un entorno legítimo» para que «las resoluciones del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) no sean solamente exhortos» y sirvan para aplicar sanciones.

Estas medidas consisten en restringir accesos a espacios públicos no esenciales -quedan fuera, por ejemplo, hospitales y centros educativos- a aquellos que no presenten el carné de inoculación con pauta completa.

Y valoró que es improbable «una crisis como la del año pasado», pero sí una posible congestión del sistema de sanidad.

FALLECIMIENTOS

El manejo de la inoculación, con la venida de más de vigésimo millones de dosis en la llamamiento «diplomacia de las vacunas» de Lasso, ha corto asimismo los fallecimientos de forma dramática, con 8.356 casos constatados por el virus este 2021 y 1.523 casos descritos como «probables».

Un total de 9.879, según el recuento del Profesión de Vitalidad Pública difundido este jueves.

El primer año de pandemia se cobró en Ecuador las vidas de 15.490 confirmadas con el virus y otras 8.303 «probables», para un total de 23.793.

El impacto se aprecia asimismo en las estadísticas de «muertes en exceso», es asegurar, las certificadas en el Registro Civil que exceden lo ordinario y no han sido catalogadas como covid-19.

Un estudio del diario El Universo indica que desde marzo de 2020 el desfase asciende a 74.777 personas en comparación con el mismo período de 2018-2019, pero desde el zaguero pico de abril la vírgula comenzó a descender progresivamente hasta casi tocarse con la de casos confirmados.

El «subregistro de la crimen» se sintió con particular fuerza en la Guayaquil de principios de pandemia, si aceptablemente afecta a todo el país.

Esa ciudad, que se dio en gustar la «Wuhan ecuatoriana», estabilizó el número de contagios desde el segundo semestre de 2020, y termina 2021 con 54.340 casos, en comparación con Exento que acumula 186.842.

Álvarez destaca no obstante que las estadísticas oficiales son sólo un indicador, pues existe un gran número de pacientes que acuden a centros consultorios particulares y que representan el «banda oculto» de la pandemia.

RECUPERACIÓN ECONÓMICA

Otro de los aspectos que más se ha presbítero de la inoculación ha sido la patrimonio, que si aceptablemente está allí aún de una completa recuperación, ha comenzado a alzar comienzo.

Este año que concluye el PIB de Ecuador crecerá más o menos del 3,5% tras una caída en 2020 de 7,8%, y los resultados más optimistas del Gobierno prevén que el año que viene se pueda recuperar todo el demarcación perdido en 2020.

Organismos internacionales no obstante muestran una veterano cautela, un 2,5%, a la aplazamiento de ver los resultados de las últimas reformas introducidas por Lasso y las que pretende aplicar en 2022. EFE

Fuente: https://elmercurio.com.ec/2021/12/31/ecuador-termina-2021-con-335-000-mas-contagios-oficiales-pero-de-forma-contenida/