Ecuador pierde unos 533 millones de dólares por suspensión de bombeo de crudo

Ecuador ha perdido cerca de 533 millones de dólares por la suspensión del bombeo de crudo por sus oleoductos desde la Amazonía a causa de la abrasión natural en una zona del río Coca, lo que le ha obligado asimismo a importar combustibles, reveló este martes el presidente Guillermo Lasso.

En un espacio de diálogo con periodistas en el palacio presidencial de Carondelet, Lasso explicó que la abrasión afecta a cerca de 300 metros por donde pasaba el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE, divulgado), el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP, privado) y otro ducto multipropósito.

«Hay un impacto de cerca de 533 millones de dólares porque dejas de exportar petróleo (y) tienes que importar combustibles para proveer la demanda interna. Por lo tanto, es un impacto pesimista resistente», dijo.

Y expresó su esperanza de recuperar esa pérdida «con veterano producción petrolera durante el año 2022», cuando el país esperaba terminar 2021 con un crecimiento del 8 % en su producción de 478.000 barriles diarios este año.

AVANCE DE OBRAS

publicidad

La suspensión de operaciones en entreambos oleoductos se declaró el pasado día 10, a raíz de un nuevo caso de corrimiento de tierra en un confluente del río Coca que amenazaba la integridad de las tuberías.

Tres días luego, el Empleo de Medios Naturales no Renovables decretó la exención de fuerza veterano para las empresas petroleras que mantienen contratos bajo la modalidad de prestación de servicios, una cláusula que permite al país interrumpir ciertos compromisos cuando se producen circunstancias imposibles de preparar.

De acuerdo con ese Empleo, la construcción de la séptima variación del SOTE, ubicada en el sector de San Luis, provincia del Napo, se realiza conforme el cronograma planificado, con un avance de obra del 91 %, hasta ayer lunes.

Unos 200 técnicos de Petroecuador y del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, avanzan con las labores y maniobras de medra de 130 metros de la tubería correspondiente a este tramo del conducto.

Por su parte, el desvío del OCP tiene un avance del 62,6% y retraso que esté terminado la primera semana de enero.

Petroecuador y OCP aseguran que disponen de un plan de manejo ambiental de respuesta a emergencias y contingencias en presencia de los eventos adversos que pudieran presentarse durante la ejecución de los trabajos.

Pero al momento, y como medida preventiva, se mantienen suspendidas las operaciones a través del SOTE, el Poliducto Shushufindi-Exento y el OCP.

TERCERA VEZ

El petróleo es el principal producto de exportación del país andino y su traspaso financia una parte importante del presupuesto franquista, más o menos del 30 %.

El año pasado, la paralización de la producción, asimismo por problemas derivados de la abrasión regresiva (proceso de propagación de la abrasión fluvial en dirección a la parte suscripción de los ríos o barrancos) en el cauce del Coca, afectó a las finanzas ecuatorianas en el peor momento de la pandemia del coronavirus.

Esta es por consiguiente la tercera ocasión que el Ejecutante ecuatoriano decreta la aplicación de la cláusula de fuerza veterano por la abrasión regresiva en el Coca o sus afluentes: la primera fue en abril de 2020 y la segunda en julio, por deslizamientos de paredes fluviales.

Pese a la adversidad, las operaciones de despacho y distribución de combustibles son normales en todo el país y el despensa a escalera franquista se encuentra resguardado. EFE

Fuente: https://elmercurio.com.ec/2021/12/21/ecuador-pierde-unos-533-millones-de-dolares-por-suspension-de-bombeo-de-crudo/