Ecuador ganó dos medallas de bronce en la 62 edición de la Olimpiada Internacional de Matemáticas celebrada del 18 al 24 de julio, que reunió a los miembros más jóvenes de la élite científica mundial.

Aunque en otras ocasiones el país ha logrado medallas, esta es la primera vez en la historia que Ecuador logra dos medallas de bronce en un solo equipo, dijo este martes a Efe Valerie Bustos, directora de marketing de la Olimpiada Matemática Ecuatoriana.
En la edición de este año, organizada por Rusia de forma híbrida (online y presencial), Ecuador estuvo representado por Jiamao Yu, Miguel Guzmán, Zhiron Wu, Jahir Cajas, Emilio Zamora y Jhosue Infante, quienes estuvieron acompañados de Fernando Gómez (jefe de la delegación) y Sebastián Regalado (tutor de la delegación).
Jiamao Yu y Miguel Guzmán obtuvieron las medallas de bronce para el país andino.
A la Olimpiada asistieron 619 estudiantes de secundaria de 107 países, incluidos Alemania, Rusia, China, Japón, Estados Unidos, México y Perú.
De los 619 estudiantes, 52 obtuvieron oro, 103 plata y 148 bronce. El primer lugar como delegación fue a China por tercera vez consecutiva.
“Para elegir a los medallistas, se hace un corte en base al promedio de las puntuaciones de los participantes. Es decir, no hay primer, segundo y tercer lugar; sino un porcentaje de los participantes que obtiene bronce, un porcentaje que obtiene plata y un porcentaje que obtiene oro ”, explica un comunicado de la Olimpiada Matemática Ecuatoriana.
La Olimpiada Ecuatoriana de Matemáticas es la organización que elige a los equipos que participan en estas competencias en el país y también organiza la Olimpiada Nacional de Matemáticas.
La Olimpiada Mundial de Matemáticas se realiza desde 1959 con el objetivo de promover el estudio de las matemáticas en estudiantes universitarios y reunir a la comunidad de jóvenes matemáticos de todo el mundo.
La primera participación de Ecuador en esta competencia data de 1988, indica la carta que agrega que la próxima edición de esta Olimpiada será organizada por Noruega en 2022. EFE