Dia Internacional de la Paz

Dia Internacional de la Paz

El 30 de noviembre de 1981, la Asamblea General de la ONU declaró que el tercer martes de septiembre de cada año se proclamaría y observaría oficialmente como el Día Internacional de la Paz; dedicados a conmemorar y fortalecer los ideales de paz en cada nación, cada pueblo y entre ellos.

Por un dólar que la ONU gasta en sus misiones de mantenimiento de la paz, el mundo gasta $ 2 mil millones en gastos de guerra; De cada 10 armas vendidas en el planeta, Estados Unidos fabrica cinco y Gran Bretaña dos. Estados Unidos gasta más de mil millones de dólares al día ejecutando el mayor presupuesto militar de la historia.

Irónicamente, la ONU, una organización creada precisamente para asegurar la paz entre naciones, tiene su sede en Nueva York, la misma que podría someterse a la voluntad de un país miembro.

La guerra se ha caracterizado como una versión armada de la política y la diplomacia llevada a cabo por otros medios. La guerra es indiscutiblemente un mal y un peligro para la dignidad de la vida. En el mundo moderno, la guerra y los preparativos para la guerra parecen estar estrechamente relacionados con las necesidades económicas.

En mi opinión, tanto los totalitarismos, vengan de donde vengan, como el sistema socioeconómico impuesto globalmente, promueven al máximo el egoísmo, la codicia y el ansia de poder, hacen de los mansos criminales y de los asesinos hijos de la paz. Muchos de nuestros hermanos, desde la infancia, claman por un trozo de pan en nombre de la misericordia y el amor, con toda la fuerza de su voz, y se les niega, y luego los años implacables convierten al joven en un ladrón, asesino, en el destructor de almas, en kamikase.

publicidad

¿Qué es la paz? ¿Se encuentra en las almas arruinadas de los hambrientos que duermen en el suelo, suspirando por un bocado de comida que a otros les ha sobrado? ¿Es en un país donde reina la demagogia, donde gobernantes y políticos manipulan la palabra, la pervierten y la utilizan como arma arrojadiza?

La paz no nace por decreto o generación espontánea, se construye día a día, sobre la verdad y la justicia que son sus sólidos cimientos.

La mejor manera de celebrar el Día de la Paz es hacer algo para cambiar la naturaleza fundamental de la economía para que ya no sea un estímulo para la guerra. En la próxima fase de la historia, la humanidad deberá esforzarse por asegurar su subsistencia; la economía mundial tendrá que estabilizarse, la explosión demográfica se detuvo y la religión revivió, así que tenemos mucho trabajo por hacer. (O)

.