Corea del Sur estudia prohibir el consumo de carne de perro

El presidente surcoreano, Moon Jae In, ha pedido al primer ministro, Kim Boo Kyum, que “considere con prudencia” la posibilidad de prohibir el consumo de carne de perro, una práctica tradicional con cada vez menos raíces sociales.

La mayoría de los surcoreanos nunca han comido carne de perro y la demanda ha caído drásticamente en los últimos años. Así, los principales mercados de carne de perro han cerrado en los últimos años, pero se estima que cada año se sacrifican un millón de perros por su carne.

Es la primera vez que Moon, un amante declarado de los perros, plantea la posibilidad de una prohibición. La idea surgió durante el debate sobre nuevas medidas para proteger a los animales abandonados, según la cadena británica BBC.

Una encuesta de 2020 realizada por Nielsen para la International Humane Society reveló que el 84 por ciento de los surcoreanos nunca han probado la carne de perro o dijeron que no querían consumirla. El 59 por ciento apoyaría prohibir su consumo.

Ya existe una ley que prohíbe la matanza cruel de perros y gatos, pero no menciona nada sobre su consumo.

“Cada vez más surcoreanos consideran el consumo de carne de perro un abuso contra los animales más que una tradición”, dijo Jeon Jin Kyung de la ONG coreana de defensa de los derechos de los animales, según el periódico ‘Korea Times’.

El tema podría jugar un papel protagónico en la campaña para las elecciones presidenciales del próximo año, en las que varios candidatos ya han defendido la prohibición.