Colombia permite la exportación de planta de cannabis con fines medicinales | Internacional | Noticias

La nueva norma también permite la fabricación de “derivados no psicoactivos” a partir de la planta.

AFP

Colombia dio luz verde a la fabricación de textiles, alimentos o bebidas a base de cannabis y a la exportación de la planta con fines medicinales.

El presidente Iván Duque firmó este viernes el decreto que “elimina la prohibición a la exportación de flor seca” en un evento organizado en Clever Leaves, una de las 18 multinacionales que cultiva cannabis medicinal en Colombia.

Así, el país “entra a jugar en grande en el mercado internacional” del cannabis, dijo el mandatario.

Colombia, principal productor de cocaína del mundo y donde existen grandes plantaciones de marihuana, legalizó la producción de cannabis medicinal en 2016.

Hasta ahora solo se permitía exportar extractos de la planta, pero no sus flores.

Según Eduardo Barrera, representante de la empresa cultivadora Cañamonte, el veto de las flores se debió al “miedo” de las autoridades ante un posible desvío al tráfico ilícito.

En una carta enviada al presidente Duque el 14 de julio, el sindicato argumentó que esta regla les impedía “acceder al segmento de mercado más grande y rentable de la industria del cannabis medicinal”.

Las flores, que concentran los compuestos medicinales y psicoactivos de la planta, “pueden representar el 53% de este mercado a nivel mundial”, según Duque.

La nueva norma también permite la fabricación de “derivados no psicoactivos” a partir de la planta.

“Ya no estamos únicamente en uso farmacéutico. Estamos abriendo el espacio para hacer mucho más en cosmética (…) alimentos y bebidas ”o textiles, enfatizó el mandatario.

Fabián Currea, director de cultivo de Cañamonte, dijo a la AFP que levantar la prohibición a la exportación de flores “da la posibilidad de explorar nuevos mercados” aprovechando los bajos costos de producción de la planta en Colombia.

La norma también “ayuda a controlar el mercado informal de productos fraudulentos” basados ​​en la marihuana que ha tenido un reciente “boom” en Colombia, agregó Currea.

El gobierno estima que para 2024 el negocio del cannabis medicinal podría crecer hasta una industria de 64.000 millones de dólares.

Otros países de la región como Uruguay, Ecuador y Perú también han legalizado la producción de marihuana con fines medicinales. (I)