Cierran un burdel que se improvisó en una casa

Cierran un burdel que se improvisó en una casa
La Intendencia Policial en control conjunto con la Policía Nacional y otras entidades procedió a la inspección y cierre de un burdel clandestino, en la Avenida De Las Américas, en Cuenca.

La Policía del Azuay cerró un burdel clandestino que operaba en una vivienda ubicada en la Avenida De Las Américas, en Cuenca.

En el lugar, el pasado sábado por la noche, las instituciones de control encontraron alrededor de 30 personas, además de bebidas alcohólicas, cigarrillos y condones, entre otros letreros. Los asistentes fueron desalojados.

El problema de operar burdeles clandestinos se agravó, en la ciudad, como consecuencia de la prohibición de las actividades de los burdeles en la zona de tolerancia, debido a la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19. Aún se está analizando un plan piloto para la reactivación de los prostíbulos ubicados en el barrio Cayambe. Además, las autoridades anunciaron que en el caso de reapertura se limitará el aforo y se prohibirá el consumo de bebidas alcohólicas en estos centros.

El mes pasado, las instituciones de control cerraron otro burdel clandestino que operaba en un edificio ubicado entre las calles Manuel Vega y Rafael María Arízaga, en el centro de Cuenca. Según el Departamento de Policía del Azuay, en el lugar se encontraron varias personas, así como una gran cantidad de bebidas alcohólicas y condones.

Las autoridades colocaron el sello de cierre provincial en el establecimiento por no contar con el Registro Municipal Obligatorio (RMO).

Anteriormente, otros casos ocurrieron en los barrios de Pamplona y Totoracocha, donde los vecinos se organizaron para desalojar a los ocupantes de las casas que improvisaban burdeles.

El problema de la prostitución clandestina, de la misma forma, se extendió a las calles. Una de las zonas más afectadas es el sector Chola Cuencana, avenida Huayna Cápac y calles aledañas como Vega Muñoz, Manuel Vega y Pío Bravo. A esta actividad clandestina en las calles se suma la venta de drogas. – (I)

.