El ecuatoriano Richard Carapaz concluyó este domingo la segunda etapa de la Vuelta a España y llegó en el puesto 28.

En la general, está en el cuadro 22, a 25 segundos del esloveno Primoz Roglic, que se mantuvo líder.

Roglic, de 31 años, fue implacable, se arriesgó y cumplió el pronóstico que le dio el ganador. Con un tiempo de 8,32 minutos, a una media de 49,8 km, en el último minuto sacó el caramelo de la boca del español Alex Aranburu (Astana), el hombre sorpresa en el crono, superado in extremis por 6 segundos.

El belga Jasper Philipsen (Alpecin Fenix), relegado en las llegadas masivas del Tour por el británico Mark Cavendish, sacó su espina en la Vuelta apuntando al sprint de la segunda etapa disputada entre Caleruega y Burgos Gamonal, de 166,7 kilómetros.