Bella Jiménez pone bajo sospecha a siete de sus colaboradores

Nuevo escándalo, nuevos anuncios de depuración. El despacho de la vicepresidenta segunda de la Asamblea, Bella Jiménez, ayer parecía desierto. En el interior, solo se podía ver a una persona que, al notar la presencia de los medios de comunicación, se refugió en una de las oficinas.

El legislador no acudió ayer al Legislativo. Un funcionario de la entidad dijo que Me quedé en guayaquil. En el espacio asignado a sus consejeros había ocho sillas vacías. El domingo, Jiménez los apuntó por presuntamente abusar de su confianza al usar su equipos tecnológicos cometer irregularidades.

La CAL impone una sanción menor que la de Pachakutik a la asambleísta Rosa Cerda

Lee mas

Esto luego de investigaciones periodísticas y el asambleísta y presidente de la Comisión de Auditoría, Fernando Villavicencio, denunció que el legislador había perdido dinero a cambio de cargos directivos en el sector público.

Jiménez no dio los nombres de los que considera responsables y fue consultado ayer por RÁPIDOA través de un mensaje de texto, si ya había presentado una denuncia ante la Fiscalía contra el asesor “infiltrado”, no dio respuesta. Ni respondió llamadas telefónicas.

Por su calidad de asambleísta, Jiménez tiene acceso a hasta cuatro colaboradores y cuatro más por ser segundo vicepresidente de la Asamblea. En la primera lista, según el directorio telefónico de la entidad, se encuentran José Alvarado Arcos como asesor 1; Carmen Zambrano Macías como asesora 2; y la asistente Wendy Espinosa Basdamientos.

El Comité de Ética de ID ha seguido el debido proceso al decidir la expulsión.

Alejandro Jaramillo,
Jefe de bloque de ID

Mientras que por su cargo de autoridad de la Asamblea lo acompañan Alejandro Briones Sosa y Ángela Martínez Gruezo como asesores 1; mientras que Guillermo Argoti Santacruz y Natasha Bastantes Cobos son los asistentes de la oficina. La asambleísta no ha señalado específicamente a nadie. Este diario buscó la versión de los asesores, pero no hubo respuesta.

Ayer, Guillermo Herrera, presidente de la Izquierda Democrática, quien patrocinó la candidatura de Jiménez, salió a ratificar que había sido expulsada de la organización política e hizo un mea culpa por no ser la primer miembro del banquillo con el que han tenido problemas.

Una vez asumida la nueva Asamblea, el ID tuvo que sacar de su banquillo a Amada Ortiz por no alinearse con las posiciones del bloque y “priorizar sus intereses y exigencias personales sobre las decisiones orgánicas”.

Antes de integrar las listas de asambleístas de la Izquierda Democrática en Santo Domingo de los TsáchilasOrtiz había intentado participar como legisladora de la alianza Unión por la Esperanza y en sus redes se mostraba como una ferviente militante de la revolución ciudadana.

Por su parte, Jiménez no registra un pasado político, así como tampoco registra un título profesional en la Secretaría de Educación Superior y, según la Servicio de alquileres internos (SRI), no ha presentado la declaración del Impuesto sobre la Renta entre 2016 y 2019.

Bellota

Fiscalía investiga denuncia contra la asambleísta Bella Jiménez

Lee mas

Herrera reconoció ayer que cometieron errores a la hora de elegir a los candidatos porque, en un esfuerzo por descentralizar la selección, cada uno dirección provincial elegir los perfiles que consideren adecuados.

En el DNI dicen estar dispuestos a transparentar las cuentas de todos sus asambleístas como muestra de la lucha contra la corrupción. En la misma línea, el asambleísta de la alianza Partido SUMA-Social Cristiano (PSC), Jorge Abredabbo, quien recordó que en su momento propuso investigar las “camisetas” dentro de la Asamblea, lo que sería uno de los orígenes de las actuales irregularidades, pero su solicitud no fue atendida.

Segunda denuncia contra Bella

Jiménez añadió ayer una nueva denuncia. Esto vino desde el banquillo de Unión por la Esperanza (UNES), que se hizo eco de una denuncia que llegó a la Fiscalía.

En la denuncia, una mujer relata que Jiménez le pidió $ 6.000 a cambio de designarla como Asistente Administrativo. Habría depositado $ 2.500 en la cuenta de Steven Jiménez (hermano del legislador).

Pero en junio pasado, la denunciante recibió un correo electrónico notificándole que no era pariente.

.