Armonía en medio del abrumador

los responsabilidades excesivas, el ajetreo acaba por agobiar nuestros días, con las consecuencias que todos conocemos. los estrés es causado por la pérdida del equilibrio y la armonía. Los seres humanos tienden a centrar su tiempo y energías en áreas demasiado específicas, como el trabajo, la familia o los estudios. Vives muy “hacia afuera”, demasiado preocupado por lo externo. De ahí la necesidad de buscar la armonía y el equilibrio entre lo que se siente, lo que se quiere y lo que se necesita. Y en ese proceso, tomarte el tiempo para hacer lo que disfrutas y hacerte feliz, como caminar, leer, escuchar música y cantar, es el primer paso hacia curación.

Consejo

Almas gemelas, espíritus afines

Lee mas

  • Respire adecuadamente. A través de la respiración correcta, es posible recuperar el control de la vida, equilibrar el estado de ánimo y el bienestar físico. El problema es que la mayoría de los seres humanos respiran por el pecho, cuando la forma adecuada de hacerlo es por el abdomen. ¿Cómo lo conseguiste? Debes prestar atención al aire que entra por las fosas nasales y su camino hacia el estómago. Adquirir conciencia de la respiración es fundamental para encontrar relación, equilibrio y claridad. Una vez que comprenda dónde comienza su respiración y a medida que llega a su estómago, imagine que tiene un globo allí. Sigue el flujo del aire. Infle lentamente, suavemente y exhale lentamente. Al principio, practique de cinco a diez minutos al día. Luego aumente el tiempo y la frecuencia. Comience acostado, boca arriba, luego sentado, parado y haciendo alguna actividad.
  • Habla sobre cómo te sientes. Las emociones y sentimientos reprimidos inducen todo tipo de enfermedades, como gastritis, úlceras, dolores de columna. Hablar, por el contrario, se convierte en una herramienta poderosa, sobre todo si se logra con un terapeuta.
  • Aceptarte y amarte a ti mismo. La autoestima y la autoestima son la base de una vida mental, emocional y física saludable. Aquellos que no se aceptan a sí mismos difícilmente podrán aceptar al otro y ser buenos consigo mismos.
  • Llora libremente. No importa si ha sucedido algo específico o simplemente quieres desahogarte, llorar siempre es bueno. Cuando se siente abrumado por el estrés, liberarse a través del llanto sirve para drenar sus frustraciones y deshacerse del bagaje emocional que lo molesta.
  • Perdón por encontrar la paz. Los conflictos, las peleas y la ira son, para muchos, el pan y la mantequilla del día. En algunos casos, los resentimientos duran mucho tiempo, incluso toda la vida. Es posible que por esta razón el corazón y el alma nunca encuentren la paz. Aprender a dejar ir, a soltar y, en última instancia, a perdonar y aceptar el perdón que viene de alguien es imperativo. Así es como estás preparado para recibir cosas nuevas. Cuando la persona no perdona, el dolor, el resentimiento, el estrés y los sentimientos de venganza se almacenan en el corazón y esto daña el bienestar general. El acto de perdonar trae tranquilidad y mejora la salud. Pero ojo: no se trata de olvidar algo doloroso que pasó. Perdonar es liberarse de los sentimientos negativos de rabia y dolor que tanto daño han causado, reconocer que el pasado queda atrás y que es posible cambiar el presente para mejorar y sanar.

* Terapeuta y maestro de Reiki. Instagram: @ alejandragomezmayol

.