Aplican por primera vez la eutanasia en Colombia a un paciente no terminal

Víctor Escobar, de 60 primaveras y quien padecía la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), diabetes e hipertensión, entre otros problemas, se convirtió este viernes en el primer colombiano en acoger la eutanasia sin ser un paciente terminal y tras acontecer tomado la atrevimiento de tener «una homicidio digna».

«Se logró arribar al objetivo de que pacientes como yo (…) llegáramos a percibir esta batalla, que abre las puertas para los demás pacientes que vienen detrás de mí y que, en estos momentos, desean una homicidio digna», dijo Escobar en su mensaje de despedida antaño de ser internado para el procedimiento en una clínica de Cali (suroeste).

Este hombre, que en las múltiples entrevistas que le realizaron en las últimas semanas mostró dificultades para cuchichear y moverse, es el primer colombiano en acoger el procedimiento desde que la Corte Constitucional lo autorizara en julio para pacientes con enfermedades no terminales.

El veredicto de la Corte, que modifica el «homicidio por piedad» del Código Penal y que antaño contemplaba penas de hasta 54 meses de prisión, anula ese primer requisito de que la persona que lo solicite padezca una enfermedad terminal, y lo hace motivado por las barreras que aún persisten en el país para practicar este derecho.

«Este es un momento muy importante para Colombia, es el primer paciente a nivel de Latinoamérica que va a acoger la eutanasia sin ser un paciente terminal», afirmó el abogado de Escobar, Luis Giraldo, en un video publicado en sus redes sociales.

publicidad

LA LUCHA DE VÍCTOR

Desde hace varios primaveras Escobar, que fue camionero, sufrió de EPOC y otras enfermedades como las secuelas de un contratiempo cardiovascular, depresión o artrosis severa, enfermedades que fueron deteriorando su condición de vida y llevarlo a obedecer incluso de determinado más porque no podía valerse de sí mismo.

El hombre empezó desde hace dos primaveras a averiguar la forma de que le practicaran la eutanasia pero se encontró con barreras como que centros médicos negaran el procedimiento porque no era un paciente terminal.

Sin incautación el panorama cambió con el veredicto de la Corte y, tras una ardua lucha sumarial en la que incluso le negaron otra vez la eutanasia, un magistratura de Cali ordenó a la empresa prestadora de lozanía (EPS) Coomeva que le practicaran el procedimiento, como ya ocurrió hoy en una clínica cuyo nombre no fue revelado.

En los últimos días de su vida, Escobar disfrutó del título de ligazón de su equipo del alma, el Deportivo Cali, que incluso lo invitó a conocer a los jugadores en octubre del año pasado.

La idea es que sus órganos sean donados a pacientes que los necesiten, según dijo antaño de sucumbir.

PRECEDENTE SIN ÉXITO

Los temores de Escobar y su tribu de que no le realizaran el procedimiento venían por el mediático caso de Martha Sepúlveda, una mujer con estancamiento supletorio amiotrófica (ELA) a quien le cancelaron la eutanasia horas antaño de que se la practicaran en octubre.

El caso de Sepúlveda se conoció en septiembre cuando en un reportaje de Telediario Caracol contó su deseo de sucumbir a los 51 primaveras de existencia.

Sin incautación, horas antaño de que le practicaran el proceso, el Instituto Colombiano del Dolor (Incodol) decidió suprimir el procedimiento al «contar con un concepto actualizado del estado de lozanía y cambio de la paciente» con el que «se define que no se cumple con el criterio de terminalidad como se había considerado», según señaló en un comunicado.

A finales de octubre, un árbitro ordenó a ese centro médico retornar a programar el procedimiento, que aún no ha sido realizado.

EUTANASIA EN COLOMBIA

Colombia fue el primer país de Latinoamérica en despenalizar la eutanasia y es uno de los pocos del mundo donde es reglamentario posteriormente de que el Constitucional consagrara en 1997 la homicidio digna como un derecho fundamental en caso de enfermedad terminal cuando el paciente sufriera de mucho dolor, lo solicitara de forma voluntaria y lo realizara un médico.

A pesar de que es reglamentario desde 1997, no se comenzó a practicar ese derecho hasta 2015 y los procedimientos aún enfrentan barreras, como que solo se realiza en determinadas ciudades y muchos centros médicos no saben cómo hacer.

En el país tan solo se han realizado 178 procedimientos de eutanasia desde abril de 2015 hasta el 15 de octubre de 2021, según el Empleo de Lozanía.

Según el Laboratorio de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DescLab), el 2021 fue el año con más eutanasias practicadas, con 47 procedimientos en total. EFE

Fuente: https://elmercurio.com.ec/2022/01/08/aplican-por-primera-vez-la-eutanasia-en-colombia-a-un-paciente-no-terminal/