América Latina podría enfrentar “avalancha de problemas de salud” por interrumpir la atención primaria, advierte OPS | Internacional | Noticias

El 97% de los países y territorios de América que participaron en una encuesta reciente informaron alteraciones en sus servicios.

AFP

América Latina y el Caribe puede enfrentar una “avalancha de problemas de salud” debido a las interrupciones en la atención primaria provocadas por la pandemia Covid-19, advirtió este miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Retrasos en la inmunización de los niños, falta de controles prenatales, seguimiento deficiente de los pacientes con enfermedades crónicas: las interrupciones causadas por la aparición del nuevo virus “están teniendo un impacto excesivo en nuestro primer nivel de atención”, dijo Carissa Etienne en una conferencia de prensa, Director de la OPS.

El 97% de los países y territorios americanos que participaron en una encuesta reciente reportaron alteraciones en sus servicios, mientras que el 45% reportaron interrupciones en al menos la mitad de ellos, según la OPS.

Además, más de 300.000 niños, la mayoría en Brasil y México, no recibieron sus vacunas de rutina en 2020, dijo Etienne.

Y la cobertura de la primera dosis de la vacuna contra el sarampión se redujo en un 10% en ocho países de las Américas, incluidos Venezuela, Panamá y Brasil, y se redujo en un 20% en Surinam.

“Si no revertimos estas tendencias, corremos el riesgo de una avalancha de empeoramiento de los problemas de salud en las Américas”, advirtió Etienne. “Pronto, el covid-19 no será la única crisis de salud que demande la atención de los países”.

Por ello, la experta recomendó alternativas en el cuidado de la salud, como la telemedicina y los programas de extensión comunitaria. Y enfatizó que, más que nunca, invertir recursos en la atención primaria de la población es la “opción inteligente”.

“Como dice el refrán: ‘Mejor es prevenir que curar'”, dijo.

Altas tasas de mortalidad semanales

La pandemia de covid-19 declarada en marzo de 2020 sigue teniendo “un costo devastador” en las Américas, dijo Etienne, al informar sobre la situación epidemiológica en la región la semana pasada.

Argentina, Colombia, Cuba, Ecuador y Paraguay se encuentran entre los países que reportaron las tasas de mortalidad semanal más altas del mundo, señaló.

Además, destacó que los casos en Estados Unidos se han más que duplicado, especialmente entre las personas no vacunadas, y dijo que en México, los estados de Baja California Sur, Quintana Roo y Yucatán reportaron un aumento de nuevas infecciones.

En Centroamérica, las infecciones se han acelerado en Guatemala y siguen siendo altas en Panamá.

Cuba registró cifras récord de infecciones y muertes, con todos los grupos de edad afectados. “En la última semana, más de 7.000 menores y casi 400 mujeres embarazadas dieron positivo por COVID-19” en la isla caribeña, dijo Etienne.

En América del Sur, las provincias argentinas limítrofes con Bolivia y Chile reportaron brotes, así como la región amazónica de Colombia.

Etienne dijo que a pesar de que la pandemia no cede, y que aparecen nuevas variantes, “demasiados lugares han relajado las medidas sociales y de salud pública que se han mostrado efectivas contra este virus”, como el uso de mascarillas y distanciamiento social en lugares públicos.

“Hasta el momento, solo el 16,6% de la población de América Latina y el Caribe ha sido vacunada en su totalidad contra el covid-19”, recordó, señalando que solo en países como Estados Unidos, Chile y Uruguay la cobertura de inmunización es mayor.

“Esto significa que no podemos relajar en absoluto las medidas de salud pública”, instó. “Por favor, recuerde que nadie estará a salvo hasta que todos lo estén”. (I)